El entrenador taronja, Jaume Ponsarnau entró en la sala de prensa visiblemente satisfecho, contento, cara feliz. Comenzó el análisis Ponsarnau en inglés, reglamentario en la Euroliga. Ponsarnau analizó el partido comentando que “empezamos teniendo problemas en defensa, jugaban con eficiencia y muy fácil, y también con problemas en ataque, sin dinamismo, sin bravura. Con el banquillo, encontramos mucha energía, defendimos bien y cambiamos el partido con los triples. En la segunda parte hemos jugado -dijo Ponsarnau- contra una defensa de cambios, sin mucho dinamismo, pero hemos encontrado equilibrio haciéndonos fuerte en el rebote, que ha sido lo más importante hoy”.

Sobre la remontada “claro que para remontar han contado las victorias anteriores, cuenta la confianza. Hemos empezado mal pero hemos sabiendo la razón, y la gente desde el banquillo ha salido con la mentalidad muy clara”.

Sobre la reacción, “cuando se encienden los interruptores vas encontrando más jugadores, y vas teniendo espíritu, hemos consolidado un espíritu como equipo. Ha sido una noche muy bonita, pero esperamos que no sea la última”.

Sobre la clave de esta racha, “ha sido clave tener energía para jugar todos estos partidos, sumando jugadores que salían con ganas”

Jaume Ponsarnau analizó previamente así el partido

El entrenador de Valencia Basket señalaba en la previa que “lo primero que hemos identificado es que cuando hemos sido más competitivos ha sido cuando hemos sido de poner la máxima energía, la que tengamos, en el partido. Y en este sentido tenemos que buscar energía en más jugadores.

Y buscar el máximo de inspiración, talento y calidad, porque lo necesitamos para jugar contra el Khimki.

Probablemente es el equipo con más talento ofensivo de la Euroliga, un equipo que aunque le defiendas muy bien tienen puntos. Eso te obliga a atacar bien y en ese sentido necesitamos energía, pero también inspiración ofensiva para poder jugar contra ellos”.