La selección española absoluta masculina, derrotó ayer a la de Rusia (5-1), en su segundo encuentro dentro del Grupo A del Campeonato de Europa de Amsterdam.

Partido, que en la acción inicial de peligro para la delantera española, acababa con la señalización de un stroke. Xavi Lleonart, al igual que ayer, no fallaba para romper así la igualdad en el marcador (1-0, Minuto 8). Una España que siguió asediando el área rival, hasta que de una acción individual de Quique González de Castejón, cedía a Vicenç Ruiz que sumaba el segundo (2-0, Minuto 12). Un escenario que no cambió y donde la sangría siguió creciendo. Una internada por el flanco derecho ofensivo acababa en una bola franca para un Pau Quemada que no perdonaba (3-0, Minuto 14). Aún sin cerrar este período llegó el turno del cuarto, tras un pase largo de Miki Delàs que recogía David Alegre, quien encaraba y posteriormente asistía a un Joan Tarrés que no perdonaba (4-0, Minuto 15).

Después de un parcial para enmarcar, el choque se dio una tregua en cuanto a intensidad ofensiva en este segundo. Rusia se estiraría mediante el aumento de su presión. Sin embargo, un penalti córner en cada área, sin acabar en gol ninguno de ellos, fueron las únicas ocasiones claras al llegar al ecuador.

La reanudación tras el descanso llegaría con el quinto para los de Fred Soyez, obra de Pau Quemada desde el penalty córner (5-0, Minuto 33). Un tiempo que devolvió a una España parecida a la del comienzo, pero fue menos efectiva que al principio. Si aprovecharía Rusia su oportunidad desde el penalti, con el segundo en su cuenta, para que Matkovskiy materializara un lanzamiento directo (5-1, Minuto 45).

Con la necesidad de seguir marcando, los españoles retornaron al verde holandés con los quince minutos finales. Pese al dominio, las oportunidades no aparecían. Esto cambió con la sustitución de Quico Cortés por un jugador de campo, lo que inclinó aún más el duelo del lado de los hoy vestidos de campo. La bola volvería al lanzamiento de penalti, pero Ohzgerelev bajo palos y algo de falta de fortuna, impidieron que la renta finalizara siendo mayor.

Este martes se jugará ante Inglaterra un último y decisivo enfrentamiento de la fase de grupos para poder alcanzar las semifinales del torneo (17.00 horas).