El Consell invierte 700.000 euros en Cullera para dragar la desembocadura del Xúquer

El gobierno autonómico anuncia una bonificación del 50 % en las tasas y cánones portuarios como medida de alivio fiscal frente a los efectos de la Covid-19 

El Consell efectúa una inversión de más de 700.000 euros en Cullera para dragar la desembocadura del río Xúquer. Unos trabajos fundamentales para facilitar el acceso de las embarcaciones tanto al puerto deportivo como al pesquero de la ciudad y que llegan hoy a su fin, tal y como ha señalado el alcalde de la localidad, Jordi Mayor.

Estas labores suponen una de las medidas adoptadas por el ejecutivo autonómico para hacer frente a uno de los efectos más perniciosos para la ciudad causados por el temporal Gloria.

Cabe recordar que aquel episodio meteorológico asoló la costa valenciana a principios de año con especial incidencia en la capital turística de la Ribera. A las playas del sur llegó un mar de cañas y toda clase de residuos causando una catástrofe de alta magnitud. El lecho del río también se vio afectado por la riada que arrastró sedimentos que acumulados pueden dificultar la navegación.

La medida la ha explicado este mediodía el Conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, durante su visita al puerto de Cullera donde ha estado acompañado por el primer edil cullerense. La estancia ha servido además para que el responsable autonómico se haya visto con los responsables de la Cofradía de Pescadores y el Club Náutico.

Apoyo económico

El conseller ha aprovechado para trasladarles otra de las medidas de alivio fiscal dirigidas a la comunidad marítima consistente en una reducción del 50 % de todas las tasas y cánones que paga toda la comunidad portuaria. En el caso de Cullera esto incluye a la cofradía de pescadores, al club náutico y todas las demás actividades que se desarrollen en el puerto.

Arcadi España ha señalado que estas dos medidas representan un «apoyo de la Generalitat a una ciudad referente y emblemática como es Cullera en toda la provincia por su potencial agrícola, pesquero y de turismo». «Queremos ayudar a los distintos sectores portuarios a soportar todos los efectos causados por la pandemia del Covid-19», ha añadido.

Por su parte, la máxima autoridad local ha aprovechado para enseñar al conseller el nuevo edificio de la lonja del pescado, renovado recientemente con una inversión de la Generalitat, y visitar las instalaciones del Club Náutico de Cullera donde ha podido escuchar las reivindicaciones de los propietarios de embarcaciones de recreo y veleros.

Al respecto, el alcalde de Cullera ha remarcado que «hemos hablado sobre la planificación de futuro de estas dos instalaciones tan importantes para la vida económica de nuestro municipio».