Ribó y el PSPV rechazan eximir a hosteleros, autónomos y pymes del pago de tasas por servicios no recibidos durante el estado de alarma

La concejal del Grupo Popular, Paula LLobet, ha pedido en el debate del Pleno que “el Ayuntamiento adopte medidas que contribuyan a evitar el cierre de las empresas de nuestra ciudad”.

Porque detrás de las empresas, ha afirmado, “no solo hay empresarios, sino también familias y negocios familiares de 1, 2,3 trabajadores que viven por y para sus clientes y que la nevera llena del restaurante condiciona la nevera de su casa.

El Grupo Popular ha presentado al Pleno una moción para reclamar al Gobierno de Ribó y PSOE que no se cobre tasas vinculadas a servicios que no se han prestado al sector hostelero y comercio durante los más de tres meses de Estado de Alarma al estar la mayoría de ellos cerrados y sin que se les haya por tanto prestado el servicio. Estos son los casos de la tasa de alcantarillado, la de tratamiento de residuos o el impuesto de vehículos. Así como una reducción del Impuesto de Actividad, pues no se puede cobrar por una actividad que no ha existido por causa de fuerza mayor.

Al respecto, Llobet  ha lanzado las siguientes preguntas al alcalde y su equipo de gobierno:

“¿Tiene sentido que pague IAE si me han cerrado el negocio?

¿Tiene sentido que pague impuesto de circulación si no he podido coger el coche?

¿Tiene sentido que pague por la gestión de residuos que no he generado?

 NO. No tiene ningún sentido. Con esto deben de estar de acuerdo.

Déjenme hacerles una pregunta… ¿Se imaginan que a ustedes les hubiesen obligado a pagar el recibo del gimnasio durante estos meses, que han permanecido cerrados o le hubiesen cobrado las cuotas por la prestación de un servicio que no han recibido?… ¿No les parecería injusto?”

La moción también incluía “bonificar en un 25% el Impuesto de Actividades Económicas para aquellas empresas dedicadas a actividades económicas vinculadas a la hostelería y al comercio que garanticen el mantenimiento de empleo, durante el ejercicio 2020”

Llobet “La situación de estos sectores es dramática” “y esto no ha hecho más que empezar”.

Según ha resaltado, “las previsiones del FMI para España son realmente demoledoras. Nos sitúa a la cabeza del hundimiento mundial. Esto es muy grave”

Llobet ha mostrado una imagen del centro de la ciudad con fotos de comercios cerrados después del estado de alarma. “Esta es la imagen que vemos ahora en los locales del centro de Valencia, demasiados se han visto abocados ya al cierre, una imagen tremenda, desoladora. Y si este ayuntamiento no sabe estar a la altura y no toma medidas firmes y valientes de apoyo a nuestros bares, restaurantes, comercios, esta imagen puede ser mucho peor.

La propuesta del PP incluía también que el Ayuntamiento abriera una línea de ayudas a la hostelería

Al respecto ha declarado Llobet: “Vemos que por fin esta medida del PP que ustedes han rechazado en este mismo hemiciclo en 2 ocasiones ahora ya les gusta, nos alegramos. Nosotros se la hemos presentado vinculada a las necesarias medidas de seguridad y de digitalización que tiene que afrontar el sector.

En cuanto a las líneas de financiación de las ayudas planteadas por el Grupo Popular, Llobet ha indicado que se podrían obtener evitando el aumentado de los gastos superfluos de este Ayuntamiento, “porque durante los más de 5 años que llevan gobernando en 100 millones de euros y los empresarios nunca han sido su prioridad. Es momento que se fije en ellos. Porque para engrosar las empresas públicas y aumentar en un 372% los altos cargos de este ayuntamiento, sí han encontrado el dinero.