El Círculo para la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural advierte de un nuevo retablo que peligra por su estado de abandono. El retablo cerámico de la Virgen de la Consolación, situado en la calle nº4 de Trinquete de Caballeros, empieza a presentar grietas en el marco, cuestión que hace temer por su integridad.

Este retablo cerámico está catalogado como BRL dentro del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos del @AjuntamentVLC, con la categoría de Espacio Etnológico de Interés Local.

Este retablo es de propiedad municipal, al igual que el de la Presentación de Jesús en el Templo que había en la calle Corretgeria y que se cayó al suelo en diciembre del 2020. La documentación obrante en el Archivo Histórico Municipal de Valencia ( AHMV) no deja lugar a dudas.

En el AHMV se puede ver claramente la existencia de esos retablos en el Museo Histórico de la ciudad, la restauración que realizó el ceramista de Manises, José Gimeno, la necesidad de pedir permiso para su colocación y que todos ellos son propiedad del consistorio.

En la documentación del AHMV también se encuentra la carta de petición del @AjuntamentVLC, dirigida al Arzobispo de Valencia, para poder instalar el retablo cerámico de la Virgen de la Consolación en la fachada de la iglesia del Milagro, frente a la calle del mismo nombre.

De la misma manera, aparece en el AHMN la carta de contestación y aceptación para que el @AjuntamentVLC pueda instalar el retablo cerámico de la Virgen de la Consolación, que es claramente de propiedad municipal.

¿Un nuevo derrumbe y pérdida de patrimonio por la dejadez municipal?

Por ende, el Ajuntament de Valencia, a través de la concejalía, área o servicio que tenga competencias en la materia, debe proceder a examinar el estado de este retablo y a restaurarlo, sin mayor dilación ni excusas. Si no se actúa a tiempo, este bien municipal acabará en el suelo.