Esta semana, se reeligió la directiva de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia. Donde salió reelegida Maria José Broseta. Ha tomado posesión del cargo y en su discurso ha recriminado al Consistorio sus múltiples asignaturas pendientes.

Broseta: «La descentralización y el funcionamiento de las Juntas de Distrito son asignaturas suspendidas por el Ayuntamiento«

Hace unos años pasamos una crisis. En la que nos prometieron muchos cambios que no se han cumplido. En muchos casos se han incrementado y también las desigualdades. ¿Pasará lo mismo con esta crisis, consecuencia de la pandemia?, A esas preguntas deberían contestar las instituciones más cercanas a nosotros, pero no sólo con palabras y promesas sino, sobre todo, con hechos y realidades. No solo asistencialismo, con ayudas temporales a las necesidades primarias, sino creando las condiciones para que estas ayudas ya no fueran necesarias. Para eso, para hacer personas libres y no dependientes, siempre nos tendrán a su lado.

Agradecimiento a algunos servicios básicos

Primeramente quiero agradecer a todas aquellas personas que en esta pandemia han trabajado por nosotros, médicos, enfermeras, farmacéuticos. También las que han hecho que pudiéramos comer, supermercados, fuerzas de seguridad, a los servicios municipales de limpieza a los mercados y pequeño comercio.

Retos de esta nueva etapa de la federación

Retos que se presentan en este periodo de 4 años y que el movimiento vecinal tiene que abordar y tener una participación proactiva.

Aprovechar la situación actual para tener otra mirada de ciudad, más amable con sus residentes, trabajando por alcanzar los ODS. Estos objetivos están vinculados directamente con el empoderamiento de la sociedad y los servicios públicos. La defensa de lo público es la defensa del bien común y la pandemia nos ha mostrado las debilidades del sistema. Hay que reivindicar los servicios públicos de calidad. Ya que muchos de ellos no son realmente como deberían ser.

Problemas que la Federación de Vecinos pide resolver

También tenemos que poner nuestra mirada en los problemas específicos de Valencia:

  • El Mestalla, con su estadio a medio hacer, parado más de 10 años y utilizando el viejo campo gracias a que esta Federación, por consideración a la afición del equipo y ante el compromiso del cambio de ubicación, no ha solicitado la ejecución de la sentencia para el derribo de los espacios ilegales. Pero ha llegado el momento de exigir la deuda comprometida del club con la ciudad. La ATE se debe de cumplir por una cuestión de legalidad y especialmente en lo relacionado con las dotaciones públicas como el comprometido polideportivo de Benicalap.
  • El puerto, que es un tema de ciudad, un problema que trasciende a la zona marítima y alcanza a toda la ciudadanía e incluso al área metropolitana. Mantenemos la postura manifestada en las alegaciones planteadas al proyecto en 2007 sobre la necesidad de crecer por Sagunt y rechazamos por tanto un acceso norte por las consecuencias ambientales de ambos proyectos. Además, denunciamos la ausencia de participación y debate en las decisiones que se han adoptado, como el traslado de la terminal de cruceros a las inmediaciones de los barrios del Marítimo, decisiones que no cuentan con un informes ambientales que los avalen.
  • Parque Central. Este proyecto es fundamental para el desarrollo y barrios como Malilla y la Cruz Cubierta, separados históricamente por las vías ferroviarias. Exigiremos reuniones para que se nos informe del estado del proyecto de soterramiento (canal de acceso) necesario para coser ambos barrios mediante la finalización del gran jardín desarrollado en la parte de Russafa. También exigimos las inversiones necesarias para la estación subterránea del AVE, el túnel pasante y el soterramiento de las vías de Serrería y la mejora de la red de Cercanías.
  • La movilidad en la ciudad y su área metropolitana. Más allá de apoyar y reclamar una justa financiación y  mejorar la EMT y Metrovalencia, que falta hace, hay que fortalecer a los viandantes que se sienten agredidos por todo tipo de vehículos y obstáculos. ¿Para cuándo la Oficina del Peatón?

Problemas de convicencia, participación ciudadana y transparencia

  • Usos y abusos en la vía pública: las vecinas y vecinos de la ciudad estamos esperando más de un año la convocatoria y constitución del Observatorio de Ocio y Turismo, aprobado en Pleno Municipal en febrero de 2019, para abordar los problemas de convivencia generados por la sobreocupación de la vía pública con mesas y sillas, por el botellón o por los apartamentos turísticos.
  • Participación y transparencia. El Reglamento de Transparencia ha sido un buen avance, así como el trabajo que se ha realizado en el portal de transparencia, pero la participación y, sobre todo, la descentralización y el funcionamiento, por decirlo de alguna manera, de las Juntas Municipales de Distrito, es una asignatura suspendida por el ayuntamiento: es la comunicación más directa que se tiene entre la administración municipal y la ciudadanía. No hay excusas, limitando las funciones de las juntas debilitan la acción ciudadana.
  • En estos momentos, hay que atender muy directamente a segmentos de la población vulnerable que están afectados por la pandemia. El área social y sanitaria de la Federación tiene cosas que aportar. No podemos dejar a nuestras vecinas y vecinos al albur de las circunstancias. Pedimos a nuestro Alcalde que sea nuestra voz en la Generalitat Valenciana, para que la atención de la sanidad primaria se agilice. Son de vergüenza las colas ante los Centros o la imposibilidad del contacto telefónico, o el abandono de aquellas personas con enfermedades no covid, que se encuentran con apenas asistencia. Luego debe de ser de calidad sin colas ni con largos periodos de esperas, que no se complique y que sirva para lo que se creó, es decir para prevenir.

Seguridad ciudadana y policía de barrio

  • Seguridad ciudadana. Somos conscientes de la falta de plantilla que sufre la Policía Local. Pedimos coordinación con el resto de cuerpos para poder afrontar el incremento de asentamientos y delitos que están sufriendo los barrios de la ciudad. Botellón y fiestas ilegales en los apartamentos o problemas de seguridad derivados del tráfico de drogas en Cabanyal, Malva-rosa y Velluters.
  • Las asociaciones quieren que vuelva la Policía de Barrio, por su cercanía. Sobre todo, por el conocimiento de la zona en la que trabajan y el papel disuasorio que desarrollan.

La Ciudad ha de coordianrse con su área metropolitana

  • Un reto que tiene delante la ciudad es la construcción de un Área Metropolitana con densidad eficiente: no hablamos solo de movilidad, que también, queremos espacios y servicios compartidos. Para lo que instamos a las Administraciones implicadas a planificar y desarrollar estrategias comunes, por su puesto, con la participación de la ciudadanía.
  • También trabajaremos temas como  el medio ambiente. El cambio climático, las energías renovables, necesidad  de reciclaje.
  • Y una de las grandes conquistas del movimiento vecinal que fue el Jardín del Turia. A pesar del tiempo trascurrido el proyecto esta inacabado en su tramo final.
  • El Movimiento Vecinal no es el único que se desarrolla en nuestra Ciudad. Pero seguramente sí que es el más antiguo, el más numeroso, el más constante pero, injustamente, poco considerado por el poder municipal.