A la Policía Local de la ciudad de Valencia «se le dan órdenes imposibles de cumplir»

Sindicato Profesional de Policía Local y Bomberos (SPPLB) ha criticado este martes que a la Policía Local de la ciudad de Valencia «se le dan órdenes imposibles de cumplir». Dadas estos días de crisis sanitaria por el Covid-19 y el estado de alarma decretado por esta circunstancia, según ha informado en un comunicado.

  • Así, ha censurado «la ineficacia en la gestión municipal del Ayuntamiento de Valencia respecto a la Policía Local en cuanto a material y uniformidad».

«La llegada de la crisis sanitaria producida por el Covid-19 está produciendo situaciones excepcionales. Que repercuten en todos los ámbitos de la sociedad. Estamos viendo cómo ciertos servicios son esenciales para el conjunto de la ciudadanía», ha expuesto.

El SPPLB ha indicado que «entre otros servicios esenciales, la seguridad se está demostrando ser fundamental» . Resaltando que «los policías deben seguir en la calle velando por todos por muy difíciles que se pongan las cosas». Tras ello, ha apuntado que «en la ciudad de Valencia, este servicio repercute directamente y en gran medida sobre el cuerpo de Policía Local».

  • «Por desgracia, la irrupción del Covid-19 en nuestra sociedad está causando estragos. Pero además también está dejando al descubierto las vergüenzas de la gestión municipal con su policía local»

La irrupción del Covid-19 en nuestra sociedad está causando estragos sobre la salud de las personas y colapsando el sistema sanitario. Pero además también está dejando al descubierto las vergüenzas de la gestión municipal con su policía local, con la policía de todos los ciudadanos de Valencia», ha agregado.

  • Hay «una gran cantidad de efectivos policiales en la calle que no tienen asignado chaleco personal».

Respecto a las órdenes que censura y que estima «imposibles de cumplir», el sindicato ha manifestado que «se llegó a dar orden por la jefatura del cuerpo para dejar de usar los chalecos de protección compartidos. Porque pueden ser un foco de contagio del virus«. Subrayando que hay «una gran cantidad de efectivos policiales en la calle que no tienen asignado chaleco personal».

El Sindicato Profesional de Policía Local y Bomberos ha apuntado que esto se produce después de que lleve «varios años reclamando a la Delegación de Policía que se ponga fin a esta situación y que cada policía tenga su chaleco de forma individual».

«FALTA DE UNIFORMIDAD»

Igualmente, el SPPLB ha añadido que ha censurado también que «desde ya hace demasiado tiempo» existe una «falta de uniformidad de la plantilla». A este respecto, ha indicado que:

«Ahora nos encontramos con recomendaciones de lavar la ropa de trabajo diariamente y a alta temperatura para desinfectarla. Cuando la mayoría del personal solo tiene un pantalón, una cazadora y un par de polos para trabajar».

  • El sindicato ha comentado que además estas son prendas, «en muchos casos», que «ya se encuentran deterioradas por su uso».
  • «Esta situación provoca que no se puedan seguir las recomendaciones de forma adecuada, con la exposición al riesgo que ello supone», ha criticado el SPPLB.

Del mismo modo, ha expuesto que este lunes se publicó una orden «por parte de la jefatura de Policía Local donde se estable claramente la obligación de todos los miembros de la plantilla de tener en su taquilla una segunda uniformidad. Para poder cambiarse en caso de atener algún servicio con alguna persona con síntomas de coronavirus».

«Una orden imposible de cumplir después que la mala gestión municipal haya dejado perder los presupuestos de los años 2018 y 2019, sin ejecutar los mismos. La ropa que hace ya más de dos años tenía que haber llegado aún esté sin repartir», ha lamentado el sindicato.

«PANTALONES VAQUEROS»

Tras ello, ha señalado que «a nadie le extrañe, y menos aún a la jefatura y a los responsables políticos de la Policía Local de Valencia, como conocedores de primera mano de la falta de uniformidad, que en próximas fechas veamos a policías en pantalones vaqueros o con chándal por falta de uniformes».

  • «De hecho, a día de hoy, debajo de la única chaqueta que cada policía posee, ya muchos visten ropa de casa por falta de polos»,

Ha añadido el sindicato, que ha manifestado que «el reflejo de esta continua gestión deficiente con la Policía Local se ha visto aún más acentuada por la actual crisis sanitaria».

El SPPLB ha explicado que el pasado 25 de febrero:

  • «ya solicitó por escrito al responsable del área de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia que se adquirieran mascarillas y geles desinfectantes para las plantillas de Policía Local y de Bomberos. Dos colectivos que no paran ni pararan su actividad de servicio a la ciudadanía«.

El sindicato ha criticado que, «incomprensiblemente, en el momento de decretarse el estado de alarma, el 14 de marzo, dieciocho días después, no había ni geles ni mascarillas» . Ha expuesto que esto ha provocado que «los policías estuvieran en la calle trabajando expuestos a contagio sin ninguna medida de protección».

«VERGÜENZAS» La situación es totalmente Insostenible

«O alguien no se tomó en serio el riesgo que suponía el Covid-19 o alguien no cumplió con sus obligaciones de gestión municipal». Han afirmado desde el SPPLB, que ha considerado que la situación que denuncia es «totalmente insostenible».

Así, el sindicato ha insistido en que «ahora la crisis sanitaria del Covid-19 está golpeando con fuerza a nuestra sociedad. Deja al descubierto las vergüenzas de la gestión que de forma irresponsable están sufriendo inmerecidamente los policías locales de Valencia en material y en uniformidad».

Una problemática que se arrastra ya varios años con tres concejales distintos

La falta de uniformidades es un tema recurrente que ya viene de la pasada legislatura. Una y otra vez los concejales han prometido ponerle solución, pero sigue el problema de actualidad. Así, primero fue Sandra Gómez en 2015, luego Anaïs Menguzatto y esta legislatura Aarón Cano los que han prometido una y otra vez estar trabajando en la solución del problema.

Cuando un problema se arrastra y pospone sine die al final ante una crisis se muestran las deficiencias del sistema.

Aarón Cano: «No conozco a ningún policía descalzo o con agujeros en las chaquetas»