Joan Baldoví, Joan Ribó, Águeda Micó y Compromís de fiesta junto a la imputada Oltra mientras aumentan las peticiones de cese

Ayer Compromís hizo una auténtica declaración de intenciones. En un acto programado de Compromís en el Cap i Casal, se convirtió en una fiesta y homenaje a la imputada Mónica Oltra.

Compromís y su «Somos muy de Mónica»

Música, baile, ramo para Oltra incluído y mientras hablaba un cartel en la pantalla led trasera del escenario que decía «Somos mucho de Mónica«. Tan sólo 48h después de conocer su imputación, de fiesta con los suyos. Así es Mónica, así es Compromís.

Todo ello mientras en los platos de la televisión incluso los tertulianos de izquierdas muestran su total rechazo a esta actitud de Compromís y de la propia Oltra en una cascada de peticiones de cualquier color político que exigen su dimisión o cese inmediato. Oltra y Compromís ajenos a todos ellos, sigue con sus «fiestecitas» como si nada hubiera pasado.

Las muestras de apoyo de los estómagos agradecidos y el acoso a la prensa

La mayoría de «lecciones de moral» y muestras de apoyo vienen de cargos públicos de Compromís que reciben cada mes su nímina de un organismo público. Así, como las lecciones a periodistas que trata de dar su primer ex-marido y asesor de Oltra, Miguel Real. Quien acusa a la prensa de inventarse titulares…

Un acoso a la prensa libre que realizan habitualmente con malas formas el entorno de Oltra como su Jefe de Gabinete Paco Pellicer, que en un vídeo en un escrache a Oltra empujó a una de las mujeres del sindicato obrero. También es el mismo que chilla y trata como un objeto a este redactor y a este medio con total impunidad…

Joan Baldoví y Joan Ribó se unen a «la fiesta de Oltra»

Este acto político se convirtió en una fiesta dedicada a Mónica Oltra, de la que participaron Joan Baldoví que no ha querido calificar ni valorar la imputación de Oltra, Águeda Micó y al único que se le veía un poco forzado era a Joan Ribó.

Todos cerraron filas en torno a Oltra haciendo oídos sordos a la presión social y mediática. Si bien es cierto de donde parte la denuncia que la imputa, la realidad es que dos juzgados distintos y una Fiscal ven indicios más que probables de «presuntos» delitos cometidos por Oltra en este caso. Un juez que fue el azote de la corrupción del PP, una fiscal de la Unión progresista y especializada en menores, pero Compromís sigue diciendo que «es la extrema derecha».

«De la extrema derercha a la extrema estupidez»

Extrema estupidez es la que se tiene cuando se acusa a fiscales, jueces y a toda la justicia de «inventarse esto para favorecer a la extrema derecha».

«¿Cómo pueden 13 personas inventarse esto para favorecerme?» decía el viernes Oltra que sólo leyó una frase del Auto judicial, olvidando todo lo demás. Quizá debió leer el párrafo que indica que «quizá se pusieron de acuerdo para salvar la carrera política y el puesto de su jefa, la Consellera Oltra». A lo que hay que añadir, la que los ha nombrado y de la que gracias a ella comen cada mes.

Acusar de falta de caldad democrática a jueces y fiscales es atentar contra la misma democracia. La misma que asegura está defendiendo la democracia, lo que realmente hace es atacarla directamente en un peligroso precedente.

La imagen de la Generalitat Valenciana y el tema que ha llegado a Moncloa

Este hecho inédito ha traspasado los límites de la Comunitat Valenciana, del Reino de Valencia y se ha colado en la agenda política estatal.

¿Dónde están las feministas del «yo sí te creo hermana»?. Ni la propia vice-presidenta del gobierno Yolanda Díaz, ni Ione Belarra, ni Ada Colau, ninguna de estas líderes feministas ha preguntado por la víctima. La entones niña, ahora mujer de los abusos, ni se ha preocupado por esta chica de ahora 20 años y esperando su segundo hijo.

En los pasillos de La Moncloa se ha colado Oltra y al propio Pedro Sánchez no gusta esta actitud. Los mentideros de Moncloa aseguran que incluso puede afectar a las votaciones de hoy en Andalucía contra el propio partido socialista. Parece ser que en la llamada de Sánchez a Puig le dió un plazo razonable de este fin de semana para solucionar «esto de Oltra».

Ya se está empezando a pensar del desgaste total para los partidos de izquierdas con una vice-presidenta de la Generalitat Valenciana imputada y su comportamiento más que reprobable. Compromís está en una dimensión paralela y ha traicionado todos sus principios. Incluso a sus votantes está empezando a escamar este tema tan sensible y el vergonzoso tratamiento que le está dando la coalición independentista catalanista.

¿Pronto desenlace?

Pues parece que en el PSOE habrían exigido a Puig una solución inmediata, y mientras Compromís hace fiestas y homenajes a Oltra, algunos de sus dirigentes negocian con puig directamente una posible salida, colocando a otro vice-presidente de la Generalitat Valenciana por Compromís. Aunque no lo tienen fácil, pero la presión que dicen aguantar no la están soportando y mienten al hacer fiestas y homenajes, traicionan incluso a Oltra.

Parece que algunso se han dado cuenta en Compromís que unir su futuro al de Oltra podría acabar por quitarles la mitad de apoyo electoral como mínimo en los próximos meses. Los votantes no van a entender, como ya no entienden las fiestas y la actitud de ayer de Oltra y Compromís.

La Comunitat Valenciana ha vuelto a todas las tertulias y platós estatales en cualquier punto de la geografía española. Somos la vergüenza de todos los españoles y en Europa ya nos miran con recelo. Así no podemos seguir, porque la imagen de la Comunitat Valenciana se ha deteriorado desde el jueves enormemente gracias a Oltra y Compromís y el baile de ayer ya ha encendido todos los ánimos. Esto no puede prolongarse más allá de unos días o el PSPV y Compromís lo pagarán caro en las urnas. ¿Asumen el coste?