El Gobierno ante la presión popular por la escalada en el precio de la electricidad y ante su total inacción culpabilizando a las eléctricas los últimos meses por fin actúa.

El Gobierno aprueba un Real Decreto Legislativo en el Consejo de Ministros que rebaja el Impuesto de la Electricidad del 5,1% al 0,5%.

Qué impuestos se pagan en la factura de la luz

Dentro de la factura de la electricidad a parte de los costes y los gastos de peaje de mantenimiento de la redes, existen numerosos impuestos en la factura eléctrica:

  • El impuesto general de la electricidad. Que estaba hasta ahora fijado en un 5,1% del precio de la factura.
  • El IVA, que estaba fijado en un 21%.
  • Impuesto de generación eléctrica, que representaba un 7% de la factura.

Así, estos impuestos sumaban hasta un 33,1% de la factura de la luz, que iban a repercutir directamente a las arcas del Estado. Con la polémica de la subida de la luz de este año, hace tres meses el gobierno, presionado por la alarma social, decidió eliminar los gastos de generación eléctrica del 7% y de manera excepcional bajar el IVA del 21% de lujo al reducido del 10%.

Hace unosmeses el Gobierno aplicó una «solución temporal»

El Gobierno de esta manera hace meses incidía directamente sobre la factura, rebajándola un 17%. Todo ello a pesar de que en numerosas ocasiones había asegurado que Europa no le permitía bajar el IVA del 21% del lujo al 10%. Un hecho que desde la Comisión Europea negaron con contundencia y que obligó a bajar el IVA al Gobierno.

Pero desde Moncloa advertían del «carácter temporal de la medida«. Ahora, tres meses después y con una luz disparada a máximos históricos cada semana, se ha de actuar de nuevo.

Medidas del nuevo Real Decreto Legislativo del Gobierno

Así, con este nuevo Real Decreto Legislativo, se toman nuevas medidas para incidir en la bajada del precio de la luz, y se amplían la bajada de impuestos de hace unos meses.

  • Se prolonga la suspensión del impuesto del 7% a la generación hasta fin de año.
  • Rebaja el Impuesto de la Electricidad del 5,1% al 0,5%.
  • Se destinan 900 millones adicionales de las subastas de CO2 a rebajar los cargos del sistema.
  • Aprobada la minoración temporal del exceso de retribución que obtienen las centrales de generación eléctrica no emisoras en el mercado mayorista.
  • Limitación de la subida de la tarifa regulada del gas natural, para familias y pymes. Este trimestre crecerá un 4,4% en vez de un 28%.
  • Creación de un nuevo suministro mínimo vital para consumidores vulnerables, que prohibirá la interrupción del servicio por impago durante seis meses adicionales a los cuatro ya existentes. En toal será de 10 meses.
  • Se limita el impacto del coste del gas en la tarifa regulada para los próximos 6 meses.
  • Impulso de nuevas subastas de electricidad para aportar liquidez y competencia al mercado.
  • Las confederaciones hidrográficas aplicarán criterios de uso racional del agua embalsada para proteger el medio ambiente.

Problema estructural del sistema

El problema del sistema energético español es estructural, ya que la generaciónd e energía en nuestro país es mínima y dependemos en gran medida del gas y otros sistemas de generación de energía procedenetes de fuera de nuestras fornteras con el encarecimiento del producto correspondiente.

No se ha apostado por un sistema claro. Hace décadas que no se construyen infraestructuras hidráulicas que generen energía. Se cierran centrales nuccleares y no hay una clara apuesta por energías renovables. Con lo que la crisis energética está a la órden del día. La electricidad es cara porque dependemos de combustibles fósiles y del gas que nos viene vía África. Así, al dependencia es total de países terceros y sus vaivenes. No generamos energía suficiente.

Se ha de apostar por un sistema claro e invertir en generación de energía que elimine nuestra dependencia de países terceros.