Los presidentes autonómicos Juanma Moreno de la Jnta de Andalucía y el President de la Generalitat Valenciana, Chimo Puig, se reúnen hoy en el Palacio de San Telmo, en Sevilla para abordar la urgente reforma de la financiación autonómica.

La Comunitat Valencia es la peor financiada de todas las comunidades del estado, seguida de cerca por la Comunidad de Andalucía.

El president de la Generalitat Valenciana, Chimo Puig, ante las continuas muestras de desprecio del Gobierno ha empezado una lucha particular vía cumbres y acuerdos bilaterales entre los distintos gobeirnos paa recabar apoyos.

Los cambios de criterio estatales

El Gobierno, ya anunció hace meses que aparcaba la reforma urgente del sistema de financiación autonómico al no haber acuerdo entre las autonomías. Chimo Puig empezó una campaña de cumbres y encuentros bilaterales para conseguir apoyos y presionar al gobierno. Recientemente la vicepresidenta del gobierno advirtió que el tema de la reforma del sistema de financiación «se quedaba fuera de la agenda política de este año». Pero las presiones han hecho que vuelva a la agenda ys erá en noviembre cuando vuelvan a hablar de ello.

La Generalitat Valenciana ha asegurado que es la prioridad máxima del Consell, pero se tiran a faltar «la gresca política» de la que hablaba el propio Conseller de Hacienda Vicent Soler. Que después aseguraba que «la época de las pancartas había pasado».

Las cumbres bilaterales buscando presionar al gobierno

El Consell ha optado por la vía de cumbres bilaterales y acuerdos para lograr un sistema de financiación más acorde con al realidad de los valencianos. Un sistema de financiación caducado desde 2009, y que incrementa la deuda de los valencianos cada año.

Está cifrado que faltan cada año más de 2.000 millones para cubrir las necesidades de los valencianos en temas fundamentales como la Sanidad y la Educación. Esto se incrementa cada año, llegando a una deuda histórica que se cifra ya en más de 35.000 millones de euros y que lastra las cuentas del ejecutivo valenciano.

Propuestas valencianas

Después de la Cumbre con las Baleares y la reunión con el President de Catalunya Pere Aragonés, con suerte desigual, y sin medidas concretas, ahora se intenta coaligarse con Andalucía, un gobierno de distinto color político pero que comparte la necesidad urgente de una mejora en la financiación autonómica.

Una de las propuestas es mejorar la capacidad retributiva de ambas autonomías vía impositiva. Además, están acordando que uno de los criterios del reparto de fondos sea el peso poblacional. Un intento de aunar esfuerzos para presionar sobre unos criterios mínimos de cara a noviembre para que este tema no se vuelva a a aplazar una vez más en la agenda política del gobierno.