La Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas cuya responsable es Mónica Oltra ya detectó mediante inspecciones en 2019 irregularidades en la Residencia Domus Vi de Llíria. Hasta en cuatro ocasiones se ha visitado esta residencia tras los informes recogidos en 2019.

Según Mónica Oltra, este mes de junio se ha elevado la propuesta de sanción de 174.000€ a la residencia por las irregularidades acumuladas. Confirmando que la principal de ellas es de 80.001€ propuesta de sanción por «trato vejatorio a los usuarios».

Mónica Oltra se escuda en la lentitud de los procesos y que en la época del PP se hacía peor

«Un vídeo da mucho más juego y causa más alarma que un informe de inspección». Afirma Mónica Oltra, que recuerda que llevaban ya un año detectando irregularidades. Aunque reconoce que tan sólo se han efectuado 4 inspecciones para comprobar los hechos.

«Tenemos una plantilla de 21 inspectores ( 20 y el Director), y es lo que hay«. Para después añadir que «Con el PP sólo habían 7 inspectores»

Una plantilla de 21 inspectores para todos los centros residenciales en la Comunitat

La exigua plantilla de inspectores que ha pasado de 7 desde 2015 a 21 en 2020, ha de encargarse de las más de 200 residencias de mayores ( públicas y privadas). Además de los centros de personas con diversidad funcional, los centros de menores, pios tutelados,… Toda una red de más de 350 centros que son supervisados por una plantilla de 20 personas.

La Consellería de Oltra no notificó a Fiscalía las graves irregularidades detectadas en ningún momento. Ahora tras abrirse una investigaciónd e oficio por la Fiscalía de Valencia, la Consellería le remitirá los procedimientos sancionadores que obran en su poder.

Según Oltra, Esta residencia «No tiene presunción de hacer cosas adecuadas y dignamente«. pero por contra su Consellería no actuó ni actua.

Algunos familiares piden se intervenga la residencia y piden sacar de ella a sus familiares

Algunos familiares han pedido la intervenciónd e una Consellería que aunque detectó el problema no actuó de inmediato y dejó siguiera su camino administrativo. El departamento de Oltra ha preferido sancionar a evitar.

Gestión evidentemente mejorable en el sector de las residencias

La gestión de Oltra al frente de la Consellería ha apsado por multitud de problemas. Los centros de diversidad funcioanl se quejan sin parar de faltas de pagos. También la gestiónd e los centros de menores han sido muy polémica, llevando al cierre de muchos centros públicos por no estar en condiciones de habitabilidad.

Los centros de menores y sus «desconchones»

Centros con grietas evidentes, filtraciones de agua, problemas sanitarios, pero Oltra lo definió como «pequeños desperfectos». Unas instalaciones que Sanidad clausuró por no ser adecuadas.

La gestión del COVID caótica y con una bicefalia donde nadie sabia qué hacer

La gestión del COVID en als residencias ha sido muy criticada proque la bicefalia entre ella y la Consellería de Sanitat ha sido directamente caótica. los protocolos han llegado tarde y mal, y la Consellera Oltra desapareció unos meses como si los problemas fueran de otros.

Las órdenes han sido contradictorias entre dos consellerías donde se ha visto que evidentemente no existe ni buen «feeling» ni una buena comunicación.

Ahora, como siempre, la culpa es de los demás y se dice que la mejor defensa es un ataque, pero la señora camisetas ahora no es capaz de entonar el mea culpa de su pésima gestión.