Comité de huelga MIR «Manifiesto de apoyo a las reivindicaciones planteadas por FOMAP-CV ante la Conselleria de Sanitat»

Comité de Huelga MIR Comunitat Valenciana

Los Médicos Internos Residentes de la Comunidad Valenciana, y en especial los que nos estamos especializando en Medicina Familiar y Comunitaria y Pediatría, y quienes seremos los futuros profesionales de los Centros de Atención Primaria, mostramos nuestro más rotundo descontento y rechazo ante la situación actual en la que se encuentra el pilar de nuestra sanidad, la Atención Primaria.

La Atención Primaria lleva años siendo la asignatura pendiente de varias legislaturas que prometían demasiado y que, sin embargo, no reflejaron un verdadero interés por la medicina de Primaria. Así, la pandemia COVID ha sido el último gran golpe sobre un sistema sanitario ya de base precario y menospreciado y que, no obstante, se sostenía con coraje a base de vocación, sudor y lágrimas gracias a unos profesionales excelentes y nada reconocidos por parte de las diferentes administraciones.

Los futuros especialistas de la Atención Primaria no podemos hacer caso omiso ni mirar hacia otro lado cuando nosotros mismos, durante nuestra formación en estos centros, sufrimos en primera persona la precarización más absoluta a la que se han visto abocados. No podemos ignorar el gran esfuerzo de nuestros tutores que luchan incansablemente cada día por mantener viva la ilusión de la profesión a la que se han dedicado toda su vida. Nuestro deber, como futuros especialistas en Atención Primaria, es brindar nuestro máximo apoyo y nuestra colaboración en aras de curar la medicina Primaria, base de la pirámide sanitaria que sostiene al resto.

Sin embargo, a pesar de que llevan años pidiendo auxilio, la situación laboral no ha hecho más que empeorar: contratos precarios, burocratización masiva de sus labores, recursos insuficientes, masificación de las consultas, y un largo etcétera que se traduce en explotación laboral y maltrato a unos trabajadores cuya única función es cuidar de las personas.

Es por ello que, a pesar de estar viviendo en primera persona los desplantes y la vergonzosa actuación de Conselleria en cuanto a escuchar a sus profesionales se refiere, los residentes no podemos dejar de reclamar que se tengan en cuenta y se apliquen de manera urgente las diez medidas que FOMAP-CV exige en su decálogo. Los residentes valencianos nos sumamos al paro de 10 minutos que tendrá lugar en las puertas de los Centros de Salud el próximo lunes 28 de septiembre, como símbolo de unión de los sanitarios.

Se trata de un momento histórico: estamos demostrando que el colectivo de médicos y médicas valencianas cada vez estamos mejor organizados y más involucrados en la reivindicación de nuestros derechos, así como en el cuidado multidisciplinar del paciente. Nuestra vocación no es otra que velar por una atención de calidad al paciente. Tal es así, quecon esta máxima hemos aguantado situaciones inaceptables con tal de no dejar a nadie desatendido.

Triste y desgraciadamente, como consecuencia del yugo de la Administración, que nos somete cada día y nos impide ejercer nuestra profesión con dignidad, estamos abocados a unas condiciones laborales pésimas, cansancio físico, estrés mental y ninguna seguridad laboral. De esta manera, la calidad asistencial se ve afectada obligadamente. Solo nuestro cariño hacia esta ciencia maravillosa y hacia los pacientes y nuestra ética nos mantiene a flote.

Por consiguiente, llegamos a la conclusión de que, para poder ejercer decentemente y como verdaderos médicos, no tenemos alternativa: hemos de alzar nuestras voces al unísono, aunar fuerzas y realizar todas las acciones que estén en nuestras manos con el propósito de que esta Administración nos escuche y, por tanto, actúe en consecuencia y sentido común. Es por ello que, tanto los MIR como los Médicos de Atención Primaria, hemos elevado nuestras quejas y reivindicaciones una vez más a quien debe velar por una Sanidad de calidad.

Los MIR valencianos seremos los especialistas del futuro sobre todo cuando en los próximos años gran parte de los actuales médicos pasarán a jubilarse (hasta un 26%, según recientes estimaciones). Necesitamos, pues, una Administración que proteja y blinde nuestros derechos y, en consecuencia, el de los pacientes. Una sanidad justa, equitativa, solidaria y pública. No considerar nuestras propuestas, basadas en la experiencia del día a día de los profesionales sanitarios y, sobre todo, del personal médico, acarrea actualmente una serie de consecuencias irreversibles y totalmente perjudiciales para nuestro sistema público de salud, en estado crítico tras la pandemia del SARS-COV-2.

Exigimos para los médicos de primaria y, para el resto de profesionales en general, unas condiciones laborales dignas, contratos decentes, mayor número de plazas y convocatorias de OPEs. En otras palabras, que se dignifique nuestra profesión y que se asegure una estabilidad y una fidelización para unos profesionales que se forman durante más de 10 años y que, cada día más, se plantean marcharse al extranjero donde ser médico no significa soportar lo indecible. Los médicos de Atención Primaria exigimos que se reconozca y se respete nuestra labor, nuestro esfuerzo y nuestra dedicación.

Los residentes valencianos sentimos un profundo aprecio y respeto por todos aquellos médicos y médicas que han estado presentes en todas y cada una de las etapas de nuestra vida y que ahora, con el paso del tiempo, para gran parte de nosotros, se han convertido en nuestros mentores. Nuestros tutores son el apoyo y empuje que necesitamos para exprimir al máximo nuestros conocimientos y capacidades a lo largo de nuestra formación: son gran parte responsables de nuestra motivación a la hora mostrar nuestra mejor faceta como personas y profesionales.

La Atención Primaria, no cabe duda, es la base que nos sostiene: no sólo tiene un papel fundamental y básico en el sistema sanitario, sino que se trata de un pilar esencial a nivel social dado su carácter integrador y su esencia comunitaria. El objetivo de la Atención Primaria no es otro que velar por la salud de la sociedad, desde barrios, colegios, domicilios o residencias hasta su implicación a nivel pre y posthospitalaria.

A pesar de los escasos recursos y la tendencia a la inversión sanitaria hospitalocéntrica y escasamente enfocada a la prevención primaria, los Centros de Salud han demostrado en todo momento su competencia y su versatilidad a la hora de adaptarse a cualquier circunstancia, con el objetivo de no dejar de atender al paciente como es debido.

Todos los residentes estamos en deuda con Atención Primaria. La sociedad entera está en deuda con Atención Primaria.Negar tal evidencia sería totalmente irresponsable e ilógico.Con nuestro apoyo como futuros médicos especialistas y como ciudadanos, devolvámosle toda su dedicación y esfuerzo y apostemos por renovarla.

Por consiguiente, exigimos que se apliquen todas y cada una de las reivindicaciones planteadas por FOMAP-CV con carácter urgente y se abran espacios dediálogo para transformar y revitalizar la base que sostiene el sistema sanitario,esto es,la AtenciónPrimaria.

Exigimos,en relación con la dignificación de laprimaria,el pago inmediato de las dietas de restauración para los MIR que realizan guardias en los Centros de Salud(no es una cuestión que Conselleria deba condicionar a la desconvocatoria de la huelga,dado que hasta hace un año se percibía y es un tremendo agravio comparativo con los MIR que realizan guardias en hospital, que parece que sí tienen derecho a comer).

Exigimos que la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública atienda ahora y siempre a las peticiones de los trabajadores que laconforman y a los que se debe.Exigimos que se abandone la mediocridad que actualmente impera en su falta de decisiones y que se otorgue la dignidad que se merece a la atención de las vidas de la gente.

 

Por nuestra propia salud y por la de nuestros pacientes
Los médicos valencianos hemos dichoBASTA.
Comité de Huelga MIR Comunitat Valenciana