Ferran Gil: A mi aire

Inicio una serie de colaboraciones periódicas para esta mi conocida casa, ahora en su vertiente digital, con la intención de aportar opiniones con mi personal punto de vista.

Anticipo que mi escasa formación literaria, no permitirá licencia, por razones estructurales y técnicas unidas a las de redacción, para llegar al nivel de considerar artículos o columnas a mis parrafadas juntaletras que, por estas obvias razones, no pasaran de escritos sencillos y sin mayor intención que hacerlos legibles y por supuesto entendibles sobre temas variados, de cualquier ámbito mas o menos actuales.

De pensamientos y opiniones siempre tratadas con mi personal línea editorial que abarca unos conceptos básicos inquebrantables, que aplico en mi manera de entender la vida y que se resumen en valores como criterio propio, principios y defensa de libertades, tanto personales como de expresión, compatibilizándolo por supuesto, con el respeto y la educación.

Pretender que resulten distraídas quizás sea elevar el listón demasiado alto, pero al menos lo intentare con esa socarronería irónica tan propia del pueblo valenciano.

No faltará la critica cuando la ocasión lo requiera, ni tampoco los elogios cuando se merezcan, que mucho me temo aparecerán con notable desequilibrio negativo y algunos serán con contrastes agridulces.

Crónicas contadas «a mi aire» que justifica el titulo de las mismas

Pero irán entremezcladas con relatos de fiestas, mayoritariamente fallas, que llevaran el encabezamiento de «L’estoreta», en recuerdo de aquel programa que llego a ser tan popular en la emisora radiofónica, que en su día puso en marcha como Newsfm, este grupo informativo.

Un format que estara escrit en la llengua valenciana que utilise habitualment en normativa de la RACV o del Puig.

Per cert, al respecte i tancant esta presentació, comentar que en el Consell Valencià de Cultura tenim una representació brillant pero aillada de valencianisme pur, i cal alabar la llabor del llicenciat en història de l’art i professor Josep Vicent Navarro Raga.

Encara lo trist i llamentable, que no rar per als que coneguem el pany, es preguntar-se el perque no hi ha ningú més.

Ferran Gil: A mi aire