Enrique Arias Vega “Un país sin Historia”

España sí que tiene Historia, y muy rica, por cierto, pero son los españoles los que no tienen conocimiento de ella, con lo cual cualquier patraña puede asentarse en el imaginario colectivo.

La prueba de esa ignorancia la tenemos en los resultados de cualquier encuesta, sean viejos o jóvenes los encuestados, y preferentemente en el caso de los jóvenes, que llegan a desconocer hasta los protagonistas de los hechos de ayer mismo, incluyendo la injustamente denostada Transición política. Igual se podría decir de esos concursos televisivos de cultura general, en los que al preguntarse por acontecimientos de nuestro pasado naufragan clamorosamente los concursantes en teoría más avezados.

No es de extrañar, entonces, que ante la ignorancia de nuestra Historia se dé pábulo a cualquier martingala e incluso calumnia sobre lo pretérito, incluida esa leyenda negra que tergiversa las efemérides de España y que muchos compatriotas creen a pies juntillas. Se ha comprobado en esa maniobra de demolición del pasado civilizador de nuestra cultura, llegándose a hablar de genocidio en la etapa colonial, cuando los países latinoamericanos son los que poseen mayores índices de población autóctona en aquel continente.

Pero no hace falta remontarse tanto, cuando se ignora todo sobre el pasado más reciente y se tilda de franquistas, por ejemplo, a personas que murieron antes de que naciese el dictador. Por esa falta de rigor y de conocimiento, triunfan entre nosotros leyes de ajuste de cuentas, como la de Memoria Histórica y Memoria Democrática, que confunden sucesos y personajes aunque, démosles el beneficio de la duda, sea con la más didáctica de las intenciones.

A Contracorriente
Enrique Arias Vega