Enrique Arias Vega “Navidad y Nochevieja

Como la mayoría de ustedes, estoy desconcertado en el protocolo a seguir durante las próximas fiestas navideñas. O no fiestas, según se mire, porque ya me dirán qué hay que celebrar estando más pendiente del coronavirus que de los patosos chistes habituales del cuñado.

No sé ni siquiera algo tan sencillo como si cenar en casa o fuera de ella, porque ignoro cuál comportará más inconvenientes. También me tiene inquieto el número reducido de comensales, porque conlleva necesariamente dejar fuera del invento a la mayor parte de la familia, con el inconveniente añadido de que no se pueden romper unidades familiares, como invitar a la hija y dejar fuera del ágape al yerno, por mucho que nos apeteciese hacerlo.

Luego hay un montón de preguntas añadidas: ¿es preciso hacerse el PCR antes de la reunión familiar, en el supuesto que un número tan reducido pueda considerarse reunión?, ¿qué distancia hay que mantener entre los participantes? ¿y las mascarillas, qué pasa con las mascarillas?

Un auténtico lío, como ven, y similar al que tienen la mayoría de ustedes, salvo que ya lo hayan resuelto y tengan la amabilidad de darme a mí también la solución.

Un apaño muy socorrido es el de las vídeo llamadas, con el cual puede comer toda la familia a la vez, aunque sea en diversas localizaciones. Pero con la actual dispersión en muchísimas familias hay un problema añadido: el de la diferencia horaria de un país a otro. ¿Cómo celebrar entonces simultáneamente el Año Nuevo? ¿Tiene alguien alguna respuesta convincente a esta dificultad?

Así que, en espera de ideas, las Navidades de este año son, con mucho, las más difíciles de organizar de toda mi vida.

A Contracorriente

Enrique Arias vega