#estonotienequeparar

#Estonotienequeparar y esta mañana, en la comparecencia del equipo director de gestión del Estado de Alarma el General Villarroya decía «en esta guerra, sin balas…», y es que estamos librando un nuevo tipo de guerra en el siglo XXI.

Muchos de los centros de producción y creación de riqueza económica tienen que cerrar, deben cesar en su actividad por el riesgo que comportan. El turismo es nuestra mayor fuente de ingresos, nuestra primera industria y de golpe se paraliza y desaparece. Y con ello todos los subsectores que nutren sus necesidades de bienes y servicios.

La nación necesita abastecerse de muchos productos, energía, sanitarios, protección, alimentación, sin ellos todos, absolutamente todos, estaríamos perdidos.

No todos los profesionales, autónomos, pymes, pueden cerrar y dejar de cumplir su compromiso y responsabilidad social.

Los humanos somos seres de acción.

Nuestros sentidos, la experiencia previa y el conocimiento que adquirimos nos ponen en contacto con el mundo y nos permite interactuar con él, para poner en marcha acciones. Ahora bien, ¿por qué actúan las personas?, ¿por qué una persona escoge unos caminos en vez de otros?, ¿cuáles son las fuentes de inspiración y motivación que determinan el comportamiento humano?

Nuestro motor de acción se activa con la motivación. Es el combustible que nos empuja a hacer las cosas y a caminar hacia nuestro objetivo con entusiasmo, energía y convicción. Es lo que impulsa y estimula nuestra existencia.

Por ello es motivador que todos los fabricantes, «provedores totalers» de Mercadona, nos muevan al comportamiento solidario.

#estonotienequeparar es un hashtag que nos enfoca la necesidad que el tejido productivo siga cumpliendo con su obligación social. Como ejemplo el vídeo motivador del grupo de fabricantes/proveedores de productos alimenticios esenciales.

  • Este país tiene seguir adelante día a día y tiene que poder continuar «al día siguiente» de este mal sueño, #estonotienequeparar

Esto pasará. Si. Pasará. Y necesitamos que el tejido empresarial exista. Que no se destruyan tantos puestos de trabajo como los augurios determinan. Que existan las empresas y las personas se reintegren.

  • Que podamos decir el clásico «decíamos ayer» y que cantar que «no es más que un hasta luego, un breve adiós», sea realidad.

No podemos desabastecer a los hogares, a los centros sanitarios, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, al Ejército, los que así lo habéis entendido y seguís en la brecha sois también héroes, cumpliendo vuestro cometido en la «trinchera» de esta nueva guerra del sigloXXI.

Resultado de imagen de crisis en chino

En chino se usan dos pinceladas para escribir la palabra crisis: una significa peligro y otra, oportunidad. En medio de una crisis, mantente atento al peligro sin perder de vista la oportunidad. Nada será igual después de esta crisis. Todos deberíamos estar enfocados en ello.