Valencia Basket cae en el segundo partido de la serie de semifinales ante el Real Madrid en un segundo partido en el que salió a jugar con mucha mejor cara, pero en el que acabó cayendo en la segunda parte.

El partido comentaba bien, con magníficas defensas y con un juego coral en ataque en el que destacaban las figuras de Dubljevic y Tobey, el final del primero con 13-20 hablaba de un inicio esperanzador.

En la segunda parte, todo discurría por la buena senda hasta la irrupción de Sergio Llull, que anotó 13 puntos y le dio la vuelta al partido, 36-30 para los blancos.

En la segunda parte, los locales se mostraron mucho más acertados, dominando el juego y logrando rentas de más de 15 puntos que dejaron el choque muy cuesta arriba para Valencia Basket. Los puntos de Tjompkins, Campazzo o Ayón sentenciaron un partido que coloca el 2-0 y traslada la serie a Valencia.

Ponsarnau: “Ha habido más esfuerzo, pero sin acierto. Lucharemos por tenerlo en Valencia”

El entrenador del Valencia Basket ha comentado que “hemos pensado muy dinámicos, con acierto, incluso al mover al equipo hemos seguido con esa inercia, pero al final del 2Q han cambiado la tendencia con Llull. Nuestro desacierto les ha dado ritmo de llegada, hemos llegado tarde al pick and roll y nos he castigado. En la segunda parte su inicio ha sido muy bueno, han encontrado su mejor momento defensivo y nosotros no hemos encontrado ninguno, hemos movido y hemos vuelto, pero ya estaban controlando la situación”.

Como balance, “creemos que hemos hecho cosas bien pero para competir a un nivel de ganar nos ha faltado acierto que no hemos tenido, y vamos a buscarlo en casa, donde vamos a intentar con todas nuestras fuerzas encontrar mejores sensaciones”.