Tras y como informamos el pasado 29 de junio desde Valencia News, la lista encabezada por Diego Molina ante las presuntas y parece manifiestas irregularidades cometidas en el proceso y que según denuncia favoreció enormemente a la nueva ejecutiva surgida. Esta lista presentó la demanda solicitando la impugnación de las elecciones a la Junta Directiva de Vendedores del Mercado.

El Juzgado de Instancia 19 de Valencia celebrará el juicio entre ambas partes este lunes. Lo que podía provocar la anulación de esa elección.

Las elecciones fueron convocadas al límite del plazo legal establecido, causando suspicacia de la posible intencionalidad. Quizá con el objetivo de que los aspirantes a la nueva directiva no tengan opciones a poder organizarse.

La asociación de vendedores del Mercado según el denunciante carece de normativa electoral que regule el proceso de elección. Después de la convocatoria de las elecciones es la Mesa Electoral quién tiene el carácter decisorio. Para poder presentarse a tal Mesa, parece que de nuevo se apuraron al máximo los plazos, careciendo casi de publicidad e información. Con lo que aquellos interesados parece no se pudieron presentar a la misma en el exiguo plazo de dos días que dieron para ello. Algunas de las personas interesadas se quedaron fuera por ese exiguo plazo según las fuentes consultadas por Valencia News.

Fueron entonces los mismos miembros de la candidatura que ganó y que es continuísta de la anterior, los que conformaron esa Mesa Electoral, tal y como relata el demandante. Para el enfado del resto de candidaturas que vieron sus opciones tremendamente mermadas.

El día de las elecciones papeletas sin sobres y uno de los candidatos recibiendo a los votantes junto a las papeletas

El día de las elecciones los votos se introducían en la urna sin sobre, de tal manera que era fácilmente reconocible a quién se votaba, causando perjuicios a otras candidaturas. Además de denunciar una campaña de desprestigio personal y profesional de algunos miembros de esa mesa electoral. En el recinto electoral parece se situó en la puerta y justo a las papeletes la presidenta de la candidatura ganadora, y el restod e su candidatura estaba en la mesa electoral organizando la votación. Algo que carece de legitimidad y de toda ética y moral, privilegiando en todo momento a su propia candidatura.

Estas fueron algunas de las irregularidades que relatan los demandantes que solicitan la repetición electoral inmediata en el seno de los vendedores del principal mercaod de abastos de Valencia. Todo esto relatado aparece en el texto de la demanda presentada.

La opacidad en la gestión y la seriedad están profundamente en entredicho y puede acabar con declarar como nulo el proceso y obligar a celebrarse de nuevo con garantías. De hecho el juzgado ha señalado ya por ello la apertura de juicio oral.

Malestar entre los vendedores

Existe como ha podido recoger este diario, un cierto malestar entre muchos de los vendedores con la actual gestión del recinto. Con problemas en el reparto a domicilio, al que acusan de favoritismo. También están a al espera de que pueda abrirse el sótano para la carga y descarga y así poder acceder a los almacenes.

Muchos problemas actuales además, de que piden «valentía» para exigir al Ayuntamiento responsabilidad. Ya que se sienten agraviados por el Ayuntamiento, que les ningunea y nunca les pregunta.

Sobre la mesa en próximas fechas la reforma de las Plazas de Brujas y del Mercado Central, que sufrirán durante meses. Pueden aislar aún más al Mercado Central del transporte público.

El Ayuntamiento les responde con indiferencia

Después de que la autogestión se eliminara, el Ayuntamiento la ha prorrogado a favor de la Asociación a la espera de licitar un concurso público que no acaba de llegar. Además, el Ayuntamiento quiere mantener a raya a los vendedores, a los que ya ha cerrado el sótano y prohibido el acceso para para carga y descarga. Además de restricciones en materia de degustación que ha hecho caer las ventas aún más.

El Mercado Central necesita un salvavidas y un Ayuntameinto que le apoye con medidas efectivas y no propagandísticas bajo el titular fácil. Además de una asociación que defienda los intereses de todos los asociados y se enfrente al Ayuntamiento con valentía y coraje. Una oportunidad que ven muchos vendedores de repetirse las elecciones.