El Ayuntamiento de Chirivella mantendrá precintadas las zonas públicas de juego infantil durante dos semanas más, hasta las 23:59 horas del jueves 3 de diciembre.

El decreto de Alcaldía ha entrado en vigor esta medianoche. El decreto renueva el llamamiento a la población a “cancelar o posponer cualquier actividad familiar o social que no sea considerada imprescindible”. Así como a limitar las visitas a los centros de atención e información municipales, aconsejando la vía telefónica o telemática.

Prorroga también el cierre de las salas de fitness, aerobic y musculación y prolonga la suspensión de las actividades municipales para la tercera edad en espacios interiores. El Auditorio Municipal seguirá cerrado por igual periodo.

Con una incidencia acumulada en los últimos 14 días superior a 400 casos por cada 100.000 habitantes, no nos queda otra opción. Debemos seguir aplicando medidas restrictivas e insistir en la responsabilidad individual que todas y todos tenemos frente al virus”, declara el alcalde Michel Montaner.

“Es cierto que en las últimas actualizaciones observamos una ligera mejoría, pero estamos todavía muy lejos de niveles aceptables”, sostiene el edil. Montaner ha informado a los grupos políticos representados en el consistorio de la renovación de las medidas especiales frente a la pandemia, y el Ayuntamiento las ha difundido en sus perfiles sociales para conocimiento de la población. Las restricciones municipales adoptadas son compatibles y complementarias a las adoptadas por la Generalitat en materia de aforos, cierres perimetrales y movilidad.