Susana Navarro, alcaldesa de Bellús, se queja del abandono de las administraciones valencianas los últimos años.

«Desde la Generalitat Valenciana no se apoya a los pueblos pequeños del interior de la Comunitat»

Así, destacan que en Bellús no tienen desde hace 8 años transporte público. También añaden que siguen padeciendo malos olores por el agua estancada del pantano y contaminación en las aguas.

A nivel administrativo se quejan de la falta de personal cualificado en el Ayuntamiento, ya que un habilitado nacional actúa como Secretario unas horas a la semana.

Daño colateral del Confinamiento de Beniganim

Esta pequeña población a menos de 10km del municipio de Beniganim, con restricciones al movimiento por el COVID, comparten carretera. Susana Navarro sigue denunciando que han bloqueado la carretera que los une. Impidiendo la circulación.

El empeño de esta alcaldía ha conseguido que los habitantes de Bellús vayan al centro de Salud de otra población, ya que para asistir al de Beniganim, al tener la carretera que los une cortada, habían de dar una vuelta de 25km.

También se han quedado sin su Campeonato nacional de pesca, que este año se celebrará en otra ubicación y por lo tanto no reportará beneficios a la localidad.

Su alcaldesa se queja de no tener noticias hasta hace unos días de la Consellera de Sanitat. Sanidad les ha remitido por fin un correo donde indican que las medidas de confinamiento de Benganim se amplían otros 14 días como ya publicó Valencia News.