Valencia impulsa de nuevo un eje verde con uso público del nuevo cauce del Turia

El Ayuntamiento de Valencia impulsa el proyecto “Llit nou, riu nou”. Con el objetivo de re naturalizar el nuevo cauce del Túria y de crear una nueva infraestructura verde que armonice la función de drenaje de esta zona con su uso público y de espacio ecológico.

Este proyecto ya fue planteado al Ministerio y desde la Confederación Hidrográfica del Jucar y desde el estado se desestimó desde le principio. Recordaban el uso que tenía esta infraestructura al Consistorio de Ribó.

Ahora con este nuevo proyecto, aún más ámplio que el anterior,  el alcalde Ribó queire presentarlo a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Así lo ha anunciado el alcalde de Valencia, Joan Ribó, antes de entrar en la reunión de representantes públicos de los pueblos limítrofes con el Túria  donde se les ha presentado este proyecto. Para llevar a cabo esta «idea verde y compartida, para conectar transversalmente y longitudinalmente los municipios ribereños».

Una idea que lidera el Ayuntamiento de Valencia

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado del vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha participado hoy en la presentación de este proyecto, junto con las autoridades municipales de Vilamarchant, Manises, Paterna, Pedralba, Quart de Poblet, Mislata, Ribaroja, y Chirivella.

El objeto de este encuentro, tal como ha informado Joan Ribó, ha sido «continuar con el trabajo comenzado en 2018 para que el nuevo río del Túria pueda ser un espacio para la ciudadanía. Para garantizar que la corriente de agua circule hasta el mar con especies de animales como peces que ahora se encuentran con este camino cortado».

Ribó quiere que el Estado ponga los recursos para ese plan y lo compara con actuaciones en otras localizaciones españolas

«Es un proyecto supra-municipal que queremos que llegue a la Confederación Hidrográfica del Júcar y al Ministerio para la Transición Ecológica. Para contar con recursos que permitirán llevarlo a cabo. Que este espacio pueda mantener su uso y compatibilizar con otros usos posibles como se ha hecho, en Elche con el Vinalopó, en Barcelona con el río Besòs, y en Lleida con el Segre», ha explicado Joan Ribó.

Un estudio que plantea usos sociales del nuevo cauce y que ya rechazó el Ministerio

En cuanto al proyecto “Llit nou, riu nou”, que afectará a la zona sur de Valencia, el alcalde ha recordado que el Ayuntamiento encargó un estudio de viabilidad a través de la concejalía de Devesa-Albufera. Según el estudio «la función hidráulica del nuevo cauce del Turia, que se hizo para canalizar posibles avenidas de agua, después de la experiencia de 1957, será la principal y se compatibilizará con otros usos posibles».

El documento plantea tres ejes de intervención (hidráulico, ecológico y social) y un sistema de gestión. Además, el espacio cumplirá la misión de canal de tráfico de flora y fauna entre los dos parques naturales (el del Túria y el de La Albufera), y de recuperación del río y la generación de hábitats alrededor del canal de agua.