Santiago Ballester “El comercio del centro pierde un 30% de su actividad mientras el Gobierno de Ribó  les sube impuestos, cierra los parkings públicos y dificulta el tráfico»

  • A la pérdida de actividad comercial, con cierres del 30%, se une una reducción del 70% en la facturación de los comercios del centro histórico, tal y como han denunciado las asociaciones de comerciantes.
  • El PP reclama que se consensuen las obras del centro con los comerciantes y no realizar imposiciones como de está haciendo

El concejal del Grupo Municipal Popular, Santiago Ballester, ha reclamado hoy poner en marcha ya un Plan de Recuperación del Comercio en el centro de la ciudad tras la pérdida de más del 30 % de la actividad.

Ballester ha recordado que en lugar de activar un plan, desde el Gobierno de Ribó y PSOE lleva con la de 2020 la tercera subida de impuestos y tasas municipales

Realizaron una en 2015, una segunda en 2019 y este año 2020 la subida del IBI comercial ha supuesto incrementos de entre un 3 y un 13 % para los comercios del centro de la ciudad.

Santiago Ballester señalado que mientras el comercio en el centro de la ciudad sigue cerrando, desde el gobierno municipal formado por Compromís y PSOE sus medidas son “subir los impuestos y tasas municipales en plena crisis del COVID 19, cerrar los aparcamientos públicos .

Se ha cerrado el parking de Parcent donde podían estacionar 250 vehículos y muy pronto se cerrará el de la plaza de Reina con más 350 plazas, a la vez que se sigue dificultando los accesos al centro con actuaciones como la de la calle Colón que ha pasado de cinco a un sólo  carril para la circulación para vehículos”.

Ballester ha pedido que cualquier obra o actuación en el centro de la ciudad debe consensuarse con los propios comerciantes que son el motor de la economía y sobre todo del empleo.

“No se pueden cortar calles, cerrar aparcamientos públicos o cambiar direcciones sin hablarlo previamente con vecinos y comerciantes. Las imposiciones de Ribó y sus socios del PSOE no benefician a la ciudad y han contribuido al cierre de comercios y la destrucción de empleo”.

“Tanto movilidad como urbanismo han demostrado una escasa sensibilidad con los comerciantes, a quienes no han consultado las actuaciones y sólo han impuesto cierres de aparcamientos y peatonalizaciones sin buscar alternativas”, explicó  Ballester.

El concejal Popular  ha pedido al equipo de Gobierno Ribó y PSOE  que se bajen del coche oficial y paseen por el centro de la ciudad para conocer la realidad, “los locales están llenos de carteles de se alquila o se vende, esa es la realidad.  

Por ello, es necesario que pongan en marcha un plan para poder salvar la vida comercial del centro de la ciudad para activar el empleo y frenar el desbocado incremento del paro en la ciudad con tasas de desempleo juvenil del 60% con especial incidencia en los barrios del centro de la ciudad”.