Los vendedores del mercadillo dominical del Mercado central se rebelan contra el Consistorio

cartel en una parada del mercado

Los vendedores del mercadillo dominical del Mercado Central se rebelan contra el Consistorio. Ayer era la fecha en la que el Consistorio indicó no se montaría etse mercado dominical y acabararía con más de 50 años de vida del mismo. Pero un paseo ayer mostraba a la gran mayoría de paradas montadas. En un 90% de las mismas un gran cartel mostraba su indignación con Galiana, concejal de Comercio y su problemática con él.

Los vendedores muestran su indignación porque aseguran que el Ayuntamiento les está intentando engañar. Ya llevan presentadas por registro de entrada municipal más de 3000 firmas. Ayer en cada puesto de venta había una hoja de recogida y se llenaba de clientes indignados a muy buen ritmo.

Compradores y turistas indignados con Galiana y Ribó.

Una persona firmando en las hojas de recogida de firmas

Algunos de los que firmaron preguntados in situ por Valencia News tenían frases muy claras hacia Ribó y Galiana. «Han creído que las calles son suyas y las tratan como su cortijo privado«. También unos turistas decían «no entendemos que esté todo lleno de manteros y no hagan nada y a estos vendedores les tiren de aquí. ¿Querrá su ayuntamiento dejar todo el espacio para los manteros?«, se preguntaban en voz alta estos turistas.

Galiana ni Ribó contestan a su petición de ser atendidos

Muchos de ellos preguntaban si Galiana, concejal de Compromís, o Ribó les habían recibido, ante lo que los vendedores les decían que después de varias peticiones, ninguna había sido contestada. Muchos clientes aseguraban «Ribó sólo se reúne con sus amigos y afines«.

Casi 50 años de venta de algunos de ellos, que reconocen ha sido dura, «Ha habido que ir cambiando de actividad con el paso de los años debido al cambio en la sociedad«. Reconocen que si bien antes era un mercado de artículos de regalo y cerámica, ahora se vende textil, plantas, regalos y música legal.

Traspaso de licencias que consiguieron en Cortes Valencianas aunque recuerdan que el entonces parlamentario Joan Ribó les votó en contra

El cartel contra Galiana abunda en la matoría de puestos del mercado

Otro de los problemas que tienen es que consiguieron de la Generalitat Valenciana tras una larga lucha y una Iniciativa Popular legislativa que llevaron a las Cortes Valencianas que su licencia pudiera ser traspasada. El Presidente de los vendedores del mercado dominical afirma «Si un comercio cuando cesa puede traspasar su licencia, ¿por qué yo no?»

Consiguieron hace años esto en las Cortes y recuerda los únicos parlamentario de entonces que votaron en contra fueron dos personas «cuyos nombres se me grabaron a fuego». «Eran Joan Ribó y Joan Lerma».

Nuevas restricciones a su actividad en la nueva ordenanza de Galiana

Un vendedor nos muestra esta nueva normativa de Galiana

Los vendedores muestran a Valencia News las nuevas restricciones aprobadas en la nueva normativa de Galiana, Así si un festivo cae sábado o lunes, como el domingo trabajamos, nos impiden montar el mercado para evitar dos días seguidos del mismo. Recuerdan que el mercadillo de los lunes es consecuencia de que cuando hubo obras en otros mercados trajeron aquí sus paradas. Así las obras de Ruzafa y otros mercados, desplazaron aquí al lunes su paradas y ya se quedó.

Problema con el nuevo edicto  «Galiana» de muy dificil comprensión y lleno de lagunas jurídicas y contradicciones.

El problema es que sobre el 15 de junio les llegó una circular indicando que a apartir del 5 de agosto este mercado sería de filatelia y cromos, y sólo se permitirían estas actividades. El presidente de los vendedores recuerda la directiva europea que establece que las licencias otorgadas en España tendrían validez de 15 años más otros quince, acabando el primer período en el 2026.

Otra parada con cartel

El edicto, que no ordenanza que suspende su actividad si bien reconoce esta ley, en su Disposición Transitoria primera, en la segunda les invita a cambiar de actividad a sellos, monedas,… y les reconoce su licencia pero para esa actividad. Aunque en el cuerpo del edicto existen luego demasiadas contradiciones que provocan inmensidad de lagunas jurídicas.

Ribó y Galiana temen la foto desmontando el mercado por la fuerza.

Ni un sólo inspector de mercados, y tampoco un sólo agente de Policía Local se acercó hasta el lugar. Aunque la presencia de manteros era muy elevada, así como de vendedores y turistas, nadie envió el Ayuntamiento. Parece que desde el Consistorio temen a la foto de desmontar vía cohercitiva este mercado, ya que el escándalo les estallaría en las manos, a demás de las múltiples demandas casi aseguradas porque los vendedores tienen su licencia en regla y pagan sus impuestos. Parece que temen una portada de diario donde se vea cómo sus policias desmontan a la fuerza el mercado, difícil de entender y apoyar por hasta sus socios de gobierno del PSPV cuyan tragaderas son abstante anchas.