La remodelación de la Plaza de la Reina se hará en 12 meses y costará 11,7 millones de €

La reordenación y «transformación» de la plaza de la Reina se llevará a término en 12 meses. Después del proceso de licitación de las obras, con un presupuesto de unos 11,7 millones de euros (11.732.394,73). Estas obras, que afectarán una superficie de 11.855 metros cuadrados, habilitarán zonas de esparcimiento para todas las edades. Dispondrá de contenedores enterrados, aseos públicos, itinerarios de árboles, y otros elementos que buscarán el equilibrio de este espacio.

este proyecto que se aprobó definitivamente en la Junta de Gobierno Local del pasado viernes. La iniciativa incorpora 21 propuestas ciudadanas eincluye la reurbanización de la plaza y la remodelación del aparcamiento subterráneo, con dos sótanos y una superficie de 8.634 m².

Una plaza que abrirá la «legislatura de las Plazas»

El concejal de Movilidad Sostenible ha calificado este proyecto «de emblemático». Será «el primero del plan previsto para convertir Valencia en una ciudad de plazas amables y seguras (en alusión, por ejemplo, a la futura peatonalización de la plaza del Ayuntamiento)». Y ha anunciado que el objetivo del equipo de gobierno «es agilizar los trámites para adjudicar la ejecución de estas obras».

Antes de dar cuenta de los detalles de estos trabajos urbanísticos, ha recordado que esta actuación comenzó «con un proceso participativo. En el que se involucraron residentes, comercios y entidades con intereses alrededor de la plaza». Así mismo, ha añadido que el proyecto original se adecuó a los requerimientos del Plan especial de protección de los Bienes de Interés Cultural (BIC) de la zona central de Ciutat Vella.

Finalmente, con el dictamen favorable de la Comisión Municipal de Patrimonio «y todos los avales necesarios», la Junta de Gobierno ha aprobado  la propuesta de remodelación del equipo integrado por Tomás Llavador Arquitectos e Ingenieros, SL, unido a Escario Arquitecto, SA, a Auraval Ingenieros, SL, y María Antonia Izquierdo Caballero, como Unión Temporal de Empresas.

«Este proyecto de obras contempla también la reordenación de la movilidad de la zona que ha tenido en cuenta las necesidades de residentes, transporte público y usuarios del aparcamiento. Remodelando los accesos al aparcamiento para dejar más espacio para el esparcimiento de la ciudadanía que disfrutará de un bosque urbano». Afirma el concejal Grezzi.

 Un aparcamiento que se remodelará en su totalidad

El aparcamiento, que data del año 1970, «necesitaba una intervención importante. Se adaptará a la nueva normativa y pasará a tener en total 224 plazas, 6 de movilidad reducida, 52 de motos, aparca bicis y puntos de recarga eléctrica en las dos plantas».

Cambios en las calles adyacentes

Por otra parte, a instancias del servicio de Patrimonio, el tráfico residencial de la zona, de unos 200 o 300 vehículos diarios de la calle Corregeria se dirigirá por la calle San Vicente.

En cuanto al diseño de la futura plaza de la Reina, tendrá 115 ejemplares arbóreos frente a los 53 actuales, hecho que generará, junto a los cenadores, una superficie de sombra a la plaza de 1317,5 m². Además contará con un volumen de tierra vegetal de 1725 m³.

Cenadores y difusores de agua para el verano y recorridos guiados por led.

Giuseppe Grezzi también ha hablado de la disposición de cenadores desmontables que generarán sombra sobre el centro de la plaza en las épocas del año en qué sea necesario. Además de un sistema de difusores de agua que se habilitará en verano.

En la plaza habrá luminarias empotradas en el suelo para marcar el recorrido de los vehículos de residentes, carga y descarga o recogida de basura, así como espacios adecuados para los tradicionales mercadillos de Navidad o lo escuraeta y para el monumento de la Falla del Tio Pep.

En la plaza de la Reina también habrá dos fuentes, cuatro grupos de aparca bicis, un estacionamiento de Valen bici, y bancos con jardineras.

El extraño reparto de las plazas entre el PSPV y Compromís

Este «extraño reparto del pastel» obedece a que lejos de un gobierno del Rialto colaborativo. Son dos proyectos inconexos que trabajan por separado y que luego votan unidos. Esto lleva a situaciones tan surrealistas como las informaciones sobre la futura Plaza del Ayuntamiento. Su proyecto «provisional» presentado un día por el concejal Grezzi y al siguiente por la vicealcaldesa Sandra Gómez. Dos proyectos que no cuadran al 100%.

Al final, se han repartido las plazas, tocando la del Ayuntamiento a Compromís ( Grezzi) y la de la Reina al PSPV de Sandra Gómez y Elisa Valía. Pero viene otra vez la «extrañeza» Grezzi vuelve a pisar a sus socios de gobierno su terreno y presenta él el proyecto del compañero.

Además, será extrañamente la EMT la que se hará cargo de los maceteros y de los 150.000€ que costará la remodelación «provisional» para peatonalizar la Plaza del Ayuntamiento. Acumulando Grezzi cada vez más poder en el Ayuntamiento.

La concejalía de urbanismo ni pincha ni corta

Al final da la sensación que las Concejalías y sus funciones no pintan nada, que al final son sus dirigentes o titulares de las mismas lo importante. Así la EMT en la legislatura pasada le quitó el aparcamiento de Ciudad de Brujas a Urbanismo y se lo quedó la EMT. Y ahora es la EMT de Grezzi la que se encarga del deiseño y adecuación «provisional» de la peatonalización de la plaza. Un juguete la EMT de Valencia, al que por cierto le han robado 4 millones de €, y nadie se hace responsable.

Un juguete la EMT Valencia en manos de un verdadero personaje como es el señor Grezzi, que ansia acumular poder tal cual señor de los anillos. «Mi tesoro» debe pensa el señor Grezzi.