Grezzi sigue llenando de carriles bici las avenidas

La Gran Vía de Ramón y Cajal y la Avenida del Instituto Obrero de Valencia serán las próximas en contar con nuevos carriles bici.

Carril en Gran Vía Fernando el Católico

Tendrá 1700 metros desde la Plaza de España hasta el Centro Comercial de Nuevo Centro. Serán dos carriles unidireccionales insertos dentro del carril EMT Taxi. Contará con una anchura de 1,2m. dejando 3,20m para el paso de autobuses. Por tanto el carril bus será de 4,50m de anchura, eliminando para ello un carril de circulación.

Del presupuesto será de 302.000 y la duración de las obras será de dos meses.

Carril bici en Instituto Obrero de Valencia

Este carril será de 1100m de longitud e irá desde Amado Granell a la Alameda, atravesando el puente de Monteolivete Tiene un coste de 123.500€ y el período de obra será de tres meses.

Este proyecto se decidió en los presupuestos participativos de Decidim del Ayuntamiento de Valencia del 2017. Ejecutándose dos años después.

Otros carriles bici en ejecución

Estas obras se suman a las de Primado Reig, donde se está ejecutando las obras actualmente. Este carril discurrirá por el lado de la avenida pegado al centro y restará un carril a la circulación. Además del tramo entre Serrería y el Puerto de la Avenida del Puerto. Donde la Avenida pasará a tener tres carriles de circulación y uno para Taxi EMT, ya que se bajará el carril bici bajo de la calzada.

Problemas en la circulación

Todas estas modificaciones añadidas a la constante modificación en la secuencia semafórica en Valencia está llevando a que de facto, cada día se produzcan más atascos en las principales avenidas de Valencia.

“Queremos dificultar el uso del coche y lo hacemos a propósito”

«Claro que dificultamos el uso del coche, lo hacemos adrede» asegura Sergi Campillo

Éstas fueron las palabras del vicealcalde segundo Serg Campillo en el pasado pleno del Consistorio municipal. De ahí se entiende el caos circulatorio, parece que producido a priori, de manera premeditada.

La Casta de Compromís

El problema viene cuando el transporte público es un auténtico caos y eso se suma a que Compromís y el PSPV votan en contra de consignas para VMP  bicis en los edificios municipales. Con lo que si utilizas un vehículo tipo patinete luego no puedes acceder con él a instancias municipales. A no ser que seas concejal, entonces tienes “bula”. Estableciendo una “casta política” de la que tanto ha renegado Compromís y que ahora fomenta con sus actuaciones.

Carriles peligrosos para los ciclistas

Grezzi y Compromís, votan en contra de una moción sobre la seguridad de los ciclistas

Son carriles de dudosa seguridad para los usuarios, ya que los autobuses de la EMT les pasarán a escasos centímetros y pueden ocasionar no pocos accidentes con los mismos. Cuando se diseña una ciudad a golpe de ideología no importa ni la seguridad de las personas, tan sólo ejecutar, aunque esté mal hecho lo que se quiere imponer, a pesar de no contentar a nadie después.