José Enrique García Alemany, persona de confianza del concejal de Movilidad y playas Giuseppe Grezzi deja la empresa pública EMT a horas de presentarse el documento pactado entre Compromís y el PSPV sobre las conclusiones de la comisiónd e investigación sobre el robo en la EMT.

García Alemany y su gestión al frente de la EMT

El ahora ex-gerente, tras el robo de los 4,2 millones de euros fue de nuevo contratado tras la finalización de su contrato y ascendido sus honorario a salario de alta dirección.

García Alemany es el mismo que presentó unos protocolos a mano y con dibujitos en una de las comisiones de investigación sobre el robo de la EMT. La misma persona que además, ante el juez y la comisión aseguró que no sabía sobre el robo y parece que aseguró que no habría  entrado a la banca virtual en la época del robo.

Un reciente informe de CaixaBank, asegura que hasta en 17 ocasioes el gerente y la responable de finanzas, que se encontraba de baja maternal entraron con sus contraseñas en la banca virtual de la EMT.

Además, se ha demostrado que la conciliación de cuentas no se realizaba como dijo y aseguró él y el propio concejal Grezzi. No era diaria, si no que aveces tradaba hasta uno o dos meses en realizarse.

La comisión de investigación también descubrió que en su mandato solicitó dos informes sobre movilidad y las líneas de la EMT a una firma en la que él mismo trabajaba antes de ser gerente de la EMT.

Grezzi deja caer a García Alemany esperando acallar la polémica

El hombre de confianza de Grezzi cae sin saberse aún qué pasó en el robo ni qué ha pasado con el dinero de la EMT. El propio Ribó aseguró en un Pleno que la gestión de la EMT era ejemplar.

Grezzi hoy de urgencia ha convocado una rueda de prensa en la que ha asegurado que se realizane stos cambios «para emprender una nueva etapa en la gestiónd e la EMT» agradeciendo el «trabajo» realizado en estos cinco años.

Pero el concejal y el propio alcalde aseguraron en el Pleno que habían recuperado 150.000€ en cuentas bloqueadas que nunca lo estuvieron y nos e han recuperado. También Grezzi en el Pleno reconoció que la responsable de Finanzas, María Rayón «estaba trabajando a pesar de estar de baja». Así reconoció un delito y aún no ha tenido consecuencias para él, permitiendo que esta situación continuase en el tiempo.

Grezzi y Ribó han aceptado la caída del gerente de su enter confianza para así intentar parapetarse en esta marcha. esperan no tener consecuencias en sus propias personas, a pesar de los múltiples escándalos y polémicas con entornos familiares incluídos en el casod el alcalde con su cuñado.