Si no fuera porque no es para tomárselo a broma pensaríamos que es un cachondeo de verano. Pero la Salud pública no es un tema como para tomárselo a broma. «El cachondeo de las playas este verano» es saber si cuando acudas te podrás o no bañar…

Ya van tres cierres en dos semanas

Esta es la tercera vez que se cierran, y parece un problema sin fin. Literalmente las playas de Valencia están llenas de «mierda» con el perdón de la palabra. La bacteria ecoli vuelve a estar presente de nuevo.

Mientras hablamos de banderas azules y de tasas turísticas descuidamos un tema vital para la salud, la calidad del agua. A parte el daño medioambiental.

Sucesos reiterados el 14 y 28 de junio.

El día 14 de junio, Valencia y Alboraya restringieron el baño un día en las playas de la Malvarrosa, Cabanyal y Patacona debido al hallazgo de bacterias coliformes. El vertido parece se debió a una depuración defectuosa de la depuradora de la zona de Albuixech.

Posteriormente, el día 28 de junio se volvieron a cerrar playas de Valencia y Alboraya por la presencia de esta bacteria nuevamente, sin que se haya encontrado el foco aún.

Ayer de nuevo se vlvieron a cerrar las playas por lo mismo. El Ayuntamiento de Valencia informó que quedaban cerradas en toda la jornada de ayer la playa de Malvarrosa  y también la playa de la Devesa entre la gola de Pujol y la de El Perellonet. Así informó que no afectaba el cierre a las playas del Cabanyal, ni de Pinedo ni de El Saler.
Esto es debido a las corrientes marinas, que son de fuerza sur a norte, llegando esta bactería con als corrientes procedentes desde la zona sur del Saler hacia la Malvarrosa y Patacona.

Playas reabiertas, de nuevo, a las 12:00h. de hoy

  El cachondeo de las playas este verano. ¿abiertas o cerradas?
El cachondeo de las playas este verano. ¿abiertas o cerradas?
Hoy mismo el Ayuntamiento hacia las 12:00h ha reabierto de nuevo las playas, porque la presencia de la bacteria ha desaparecido de los últimos análisis del agua.
Parece que esta vez el Ayuntamiento apunta a alguna acequia que ha subido el nivel de sus aguas en la zona de Sedaví-Alfafar.

Muchas acequias sin control

Cabe recordar que aún hay múltiples acequias a las que se vierten vertidos procedentes de baños de industrias, polideportivos o incluso zonas residenciales sin depurar. Esto que debería estar controlado, en la práctica no lo está.
Parece ser que hasta hace poco, y tras las reiteradas quejas de la oposición en Albal, por mociones de AVANT Albal conocimos que el polideportivo de Santa Ana carecía de la depuración necesaria para sus instalaciones municipales.

Demasiados deberes por hacer de nuestros políticos

Muchos deberes por hacer en materia de ecologismo y medio ambiente, pero también en salud. Esto afecta a la salud de las personas, ya que esta bacteria afecta a niños y personas ancianas y puede provocar vómitos y otras patologías.
El propio consistorio vierte a través de un emisario submarino el agua procedente de la acequia de Vera, con una depuración mínima.