El Ayuntamiento aprueba provisionalmente el PEPRI de Ciutat Vella con muchas dudas sin resolver

En el Pleno del Consistorio de ayer correspondiente al ordinario del mes de noviembre y adelantado en fechas se aprobó con los votos a favor del PSPV y de Compromís del Plan de Protección Especial de Ciutat Vella. El Ayuntamiento aprueba provisionalmente el PEPRI de Ciutat Vella con muchas dudas sin resolver

La Oposicion en bloque vota abstención al Plan. Así, Vox, Ciudadanos y PP se abstienen en la votación del plan con recriminaciones al equipo de gobierno constantes por varios «pelotazos urbanísticos» que perpetúa este plan.

«Pelotazos urbanísticos» que justifica y aprueba el Plan

Así, la sede de CC.OO. en la Plaza de Nápoles y Sicilia se aprueba en este plan que se cambie su uso para poder realizar un uso residencial del mismo. Con lo que el sindicato obtendrá suculentos beneficios. Un hecho sobre el que la bancada popular ha hecho énfasis y criticado duramente.

También cabe destacar la misma operación que hizo el PSPV, en este caso su sede de la Calle Blanquerías fue vendida. En ese caso fue para un uso hotelero.

Ahora tendremos un exceso de bibliotecas en Ciutat Vella afirma Ciudadanos.

La compra caprichosa del antiguo Centre Excursionista en plena Ciutat Vella para sanear las cuentas de la entidad que era afín a Compromís, que ahora según el Plan, se destinará presumiblemente a Biblioteca. También el edificio de Hacienda se compra para ello igualmente po un importe cercano a los 16 millones de €.

Los vecinos de la Plaza López Chávarri se quedarán sin zona verde

La Vicealcaldesa y portavoz del PSPV, Sandra Gómez justifica esta decisión porque según dice, ha de respetarse la trama histórica de Ciutat Vella, y destinará a edificio residencial la zona hoy un solar de tierra. Esto a pesar que hay ejemplos parecidos como el colar junto al edificio del reloj del Miguelete u otras tramas históricas que no se respetan.

Se protegen 2250 edificaciones y 59 comercios históricos tradicionales.

Se protegen edificaciones, hasta el punto de que se establece una excepcionalidad extraña, por la que incluso los propietarios que cumplan la normal¡tiva no podrán dedicar a apartamento turístico su vivienda, tan sólo 60 días al año. Algo muy extraño.

También se protegen 49 comercios históricos, un porcentaje muy bajo para el tejido comercial histórico del Ayuntamiento.

Nada de alquiler social ni de medidas para acabar con la turistificación, ni para mejorar el precio del alquiler.

En el barrio hay una demanda de más de 300 viviendas de alquiler social, pero no se resuelve nada en este tema. Tal y como afirma el concejal Estellés de Ciudadanos.

El plan lo que resuelve es regular los edificios para que el problema de turistificación de Ciutat Vella pueda tener por fin algún coto y regulación.

En la zona han subido el precio del alquiler de la vivienda en más de 35%, pero este precepto ni se regula, tampoco en el resto de la Ciudad, una subida de más de un 30% del precio, que ha expulsado a los vecinos de sus viviendas para crecer comos etas los apartamentos turísticos.

Al final, el Plan se ha aprobado con el voto favorable de Compromís y el PSV y con la abstención de toda la oposición ( PP, Ciudadanos y Vox).