Descontrol total en la EMT y Compromís sigue negando la mayor

Ayer se celebró una nueva sesión de la comisión de investigación del robo de la EMT en lo que promete ser un best-seller del año por capítulos. Existe un descontrol total en la EMT y Compromís sigue negando la mayor.

La responsable de finanzas, Maria Rayón, declaró ante el Consejo. Era la resposnable de la cúpula de la EMT que tenía a su cargo a la trabajadora despedida Celia Zafra. La señora Rayón es esa jefa de baja maternal, pero que trabajaba desde casa.

María Rayón y su «trabajo selectivo» a pesar de estar de baja.

La jefa de finanzas de la EMT declaró ayer que estaba de baja por maternidad cuando sucedió el robo, pero admitió que dos veces al mes ordenaba el pagod e las nómibas y trabajadores, con lo que entraba en las plataformas bancarias de la EMT para ordenar los pagos. Pero no recordaba haber consultado los saldos ni haber visto esas «extrañas transferencias».

Ya está más que demostrado que desde el 17 de septiembre el propio banco le cursó copia de los mails, donde se adjuntaban las firmas presuntamente falsificadas ( la suya propia) las facturas y las órdenes de pago. Pero María «no vio nada».

De hecho declaró que a pesar del robo y estar de baja fue citada de urgencia el día 23 de septiembre a un gabinete de crisis en la EMT, del que nadie antes había hablado. Una reuniónd e la cúpula de la EMT en la que se leinformó del robo. A pesar de ello, y sorprendentemente, María Rayón dice no abrió los mails hasta el 1 de octubre.

Los empleados de CaixaBank no acuden a la comisión. se esperan al juzgado.

La propia presidenta de la comisión, Elisa Valía ( PSPV) ha informado que la tarde del lunes recibió un mail de CaixaBank informando de la no comparecencia de sus empleados, que sí harán en sede judicial. CaixaBank entiende no están obligados a ello porque son simples proveedores de servicios al Consistorio. Elisa reconoció haber visto el mail ayer mismo antes de acudir a la comisión, con lo que «in situ» informó de ello al resto de Consejeros.

Compromís se cierra en banda en sus mundos de Yuppie

Para Compromís los responsables de todo son la trabajadora Zafra y CaixaBank. Respectivamente los tres consejeros de Compromís en la EMT dijeron que la empleada hacía funciones que no le pertenecían como el pago de facturas. Además admitieron que ella era a su vez la responsable del control financiero. Descontrol total en la EMT y Compromís sigue negando la mayor…

Para Compromís, ellos están haciendo un «excelente trabajo», y aplauden además la labor del cuñado de Ribó como miembro del bufete de abogados que asesoran externamente a la EMT y cobran buenas cantidades por ello. Grezzi expresó «nos han ahorrado miles de euros a los valencianos». Una broma de mal gusto.

El PSPV descolocado admite la gestión torticera en la EMT

Al final, los propios Consejeros del PSPV, Ramón Vilar y Elisa Valía no pueden negar la evidencia, y afirman que se han comprobado ya el fallo de controles por la inexistencia de éstos. «Se ha podido ver la falta total de controles en la EMT y alguien deberá ser responsable de esta mala gestión». Aunque prefieren esperar a acabar con una comisión de investigación que ya no da más de sí.

Admiten que el control financiero diario no se hacía en la EMT, se hacía semanalmente e incluso mensualmente a pesar de su elevado volumen de pagos. Admiten no entender la postura de sus socios de gobierno de culpar íntegramente a la empleada para la que piden presunciónd e inocencia y son tajantes en lo referente al bufete de abogados del cuñadod e Ribó. «Ha de acabar esta colaboración y ha de entrar un secretario municipal como habilitado nacional tal y como marca la ley», apunta Elisa Valía. Admitiendo als tesis de la oposición encabezada por el PP que lleva semanas pidiendo eso mismo.

Nuevas sorpresas

Ayer mismo se supo que la presonación de la EMT como acusación particular en el Juzgado 18 nos va a costar no poco dinero, ya que se ha contratado a una letrada para que asista a la abogada de la EMT. Esta «asistencia letrada» sólo será para la instrucción del caso y nos costará a los valencianos cerca de 23.000€ más.

Además sorprendió que Compromís siga tirando las culpas a la entidad bancaria de la que dice se ha saltado todos los protocolos. Afirmando desde Compromís sólo eran posibles pagos con firma electrónica, a pesar de conocer que las nóminas se pagaban desde otra entidad llevando los originales de las firmas in situ a la entidad, o que hay cheques y giros bancarios por el asesoramiento jurídico del bufette contratado. Negando una vez la mayor y faltando nuevamente a la verdad, según parece, de manera contínua.

Compromís a la deriva, cuando habla sube el pan

Una gestión torticera, ya que Compromís se lió en sus declaraciones ( cuando hablan sube el pan) acusando al superior de Rayón de falta de dligencia, ya que ante la ausencia de ésta debería haber controlado más los pagos, pero en realidad se referían a la empleada despedida Celia Zafra, a pesar de ésta estar a las órdenes de Rayón. Olvidaron que por encima de Rayón están el gerente y vice-gerente de la EMT.