Construcción de 5 pérgolas fotovoltaicas con cargador de baterías eléctricas

Construcción de 5 pérgolas fotovoltaicas con cargador de baterías eléctricas. Así, el Ayuntamiento de Valencia instalará cinco pérgolas fotovoltaicas en cinco puntos de la ciudad, tal como ha aprobado este viernes la Junta de Gobierno Local, en el marco de las propuestas de Participación Ciudadana.

 

La Junta de Gobierno ha aprobado la adjudicación provisional para el montaje e instalación de cinco pérgolas y los cargadores de vehículos eléctricos que estarán asociados a ellas, en diferentes ubicaciones de la ciudad. Se trata de un proyecto de participación ciudadana similar al que ya se había impulsado antes. Impulsado por primera vez en la historia de la ciudad, en el jardín con techo fotovoltaico de la calle Ruaya, en el barrio de Morvedre. Que ya está en funcionamiento y que da sombra además de producir energía para la iluminación del jardín.

Tal como ha explicado Sergi Campillo, dentro de los procesos de participación ciudadana, una de las propuestas ganadoras fue la creación de estas cinco nuevas pérgolas fotovoltaicas. En esta ocasión no se habilitarán en jardines, sino en distintos puntos urbanos. Los lugares elegidos  son:

  • la nueva plaza peatonal del Mercado de Rojas Clemente
  • el aparcamiento del Mercado de Castilla
  • el espacio próximo al Centro de Mayores de la Plaza de Miquel Adlert Noguerol
  • En el aparcamiento junto al mercado del Cabanyal
  • Junto al polideportivo de La Malvarrosa.

 

El portavoz y vicealcalde ha explicado que «la novedad respecto al jardín de Morvedre es que junto a las nuevas placas se instalan también cargadores de vehículos eléctricos (coches y  bicis) asociados. Así además, la energía resultante se derivará también a los edificios que están al lado para su consumo energético. De tal manera que reduciremos nuestro consumo energético a través del contrato de electricidad general y generaremos también nuestra propia energía». La instalación de las cinco placas supone una inversión de 443.500 euros, y prevé que las obras de habilitación comiencen en los próximos dos meses