Carlos Enrique Galiana y su mundo paralelo

Carlos Enrique Galiana actual concejal ha efectuado unas duras declaraciones al respecto de trasladar las Fallas al mes de Octubre. Su apresurada fecha dada de Julio, fue contestada por el President de la Generalitat Valenciana Chimo Puig.

Desde Valencia News sacamos en EXCLUSIVA la noticia de que El president veía «aventurada» la decisión tomada por el propio concejal en connivencia con los artistas falleros.

Puig ve muy difícil celebrar las Fallas en Julio

Fechas muy próximas para tenerlas en cuenta con la actual incidencia de la crisis

De hecho esto ha generado bastante controversia en el mundo fallero. Al final lo que dice es que no sabemos cuándo se saldrá de esta crisis sanitaria. Por lo que el mes de julio se ve demasiado próximo para la celebración.

Cuando se puso fecha se eligió a su vez la fecha del 20 de junio para tomar una nueva decisión al respecto si la crisis no había finalizado.

¿Nos podemos permitir un segundo aplazamiento?

La respuesta es muy sencilla, si ya va a ser muy complicado para cada comisión fallera cuadrar las nuevas fechas con los proveedores, no se puede seguir en el aire una fecha. Por cuanto es imposible decirle a una empresa de carpas de otro lugar de España, que no vas a firmar un nuevo contrato con ellos para las Fallas 2020 de julio a partir del 20 de junio.

La ignorancia es muy grande, o el atrevimiento. Por cuanto has de volver a cuadrar empresas de iluminación, carpas, proveedores de comida y bebida, espectáculos, flores, músicos, pirotécnicos y artistas falleros como mínimo.

La mejor defensa del concejal, un ataque a los demás

«Proponer octubre es no tener conocimiento del calendario fallero», ha dicho el concejal Carlos Enrique Galiana. Es el nuevo concejal de Cultura festiva, cargo que asumió al cesar pere Fuset. Eso sí, manteniendo todas sus demás obligaciones de la Concejalía de mercados, El consell agrari municipal, MercaValencia, la oficina de publicidad del Ayuntamiento de Valencia y ahora Cultura Festiva y la portavocía del Grupo Municipal de Compromís.

Igual el problema del concejal es la falta de tiempo para trabajar dadas sus múltiples atribuciones. Un problema que le debe impedir pensar en la gravedad de la crisis.

¿Somos conscientes de la gravedad de la situación actual?

Ya no es posible pensar que las Fallas del 2021 no se verán afectadas. Porque los plazos van a ser muy complicados. Habrá que trastocar preselecciones, presentaciones, incluso la vida interna de las comisiones. Pero señores, estamos ante la mayor pandemia mundial conocida en los últimos años. Llevamos más de 1500 muertos en España por ello, y parece hay quién aún no se entera.

Por supuesto que ha de ser el colectivo fallero el que elija la fecha, pero hemos de recordar al concejal que aún no ha sido consultado. Además que las autoridades están para guiar a las personas y aconsejar. Porque al ritmo que vamos, es muy difícil poder valorar una fecha tan cercana.

¿Quién desconoce o mira hacia otro lado para no valorar su propio atrevimiento?

La maltrecha economía de las comisiones no se puede permitir un segundo aplazamiento, por ello, una fecha más alejada se ve como más factible. A parte cabe recordar que los propios proveedores de poder celebrarse fiestas en la vía pública en esas fechas, lo ven complicado. Hay muchas fiestas patronales y de otra índole ya contratadas con esos mismos proveedores músicos, empresas de espectáculos, pirotecnia, iluminación,…Pero resulta que el concejal acusa de desconocimiento a los demás.

Valencia no se pude permitir, la economíaa de la Ciudad en su conjunto que no hayan Fallas en 2020, pero tampoco en que por la incompetencia y como decía Chimo Puig «el atrevimiento» de sus autoridades de nuevo se suspendan y aplacen.

¿Nueva vendetta política de Compromís a su socio de gobierno?

¿Pero dónde está Sandra Gómez? porque esto ya parece más una vendetta de Compromís hacia el PSPV y hacia el propio President Chimo Puig.

La fecha salió muy rápida, sin contar con falleros ni colectivos afectados, y mucho menos con otras poblaciones. Da la sensación que la decisión de cancelación es una decisión de la Generalitat Valenciana y del PSPV. Pero recordemos que en el gobierno también esta Compromís y Podemos.

Esta decisión se tuvo que tomar mucho antes, y parece nadie quería tomarla, y esa tardanza provocó más daños. Si no, que se lo recuerden a las comisiones falleras de Na Jordana, Regne de Valencia y Cuba-Literato Azorín. Unas comisiones que no verán plantados sus monumentos que ardieron pasto de las llamas tras incendiarlos los bomberos en una solitaria noche.

La cremà de Cuba sin presencia de su fallera Mayor ni presidente, sólo bomberos y policía.

¿La premura en la fecha fue una cortina de humo?

Parece una cortina de humo, pero el alcalde aún no ha respondido a la gran pregunta de por qué no estuvo presente en la decisión más trascendental para las Fallas en el palau de la Generalitat Valenciana.

Porque con el tiempo supimos que desde la Generalitat al entorno del alcalde casi le fundieron los teléfonos, pero el silencio fue la respuesta. Eso sí Ribó mandó al nuevo concejal «a ver si se enteraba de algo». Mientras el señor alcalde, a pesar de haber anunciado su cancelación de agenda, sí acudió al Palau de Les Arts a escuchar la Ópera, relajado, sabiendo  que él no iba a estar presente y dando de lado a un sector estratégico de la Ciudad, el fallero.

El alcalde desaparecido en la reunión clave para decidir el futuro de las Fallas