100 000 paneles solares para la ciudad de Valencia

Avant Adelante Los verdes está empeñado en que Valencia sea un referente en cuanto a la sostenibilidad y a la protección del medio ambiente. Así lo explica Antonio Miranda, el ingeniero industrial que ha diseñado el plan de sostenibilidad que va a permitir ahorrar energía y llevar a cabo este plan.

Antonio Miranda es ingeniero industrial, y es uno de los cinco acreditados en el mundo para formar profesionales en la medida y verificación de ahorros de energía (de hecho, recibió el certificado de la mano del propio Arnold Schwarzenegger).

Es el candidato número 2 en la lista de AVANT Adelante Los Verdes para el Ayuntamiento de Valencia, un experto en energía y especialmente en renovables.

¿En qué consiste exactamente el plan de los 100 000 paneles solares? 

El proyecto contempla la instalación de paneles fotovoltaicos tanto en edificios públicos como sobre todo en instalaciones particulares como viviendas unifamiliares o comunidades de propietarios. De esta forma se consigue generar la energía en el mismo punto de consumo aumentando la eficiencia del sistema y lo que es más importante, abaratando el coste de la luz.

Tejados, naves, aparcamientos, haremos que cualquier vecino pueda permitirse disfrutar de su pequeña porción de energía renovable.

Se trata de sustituir las grandes centrales por pequeñas generaciones distribuidas más sostenibles.

¿Qué se persigue con estas medidas?

Hay un incentivo económico que es vehicular para el éxito del plan, las familias valencianas tienen que pagar el precio más barato por la luz, pero el objetivo final que se persigue es la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y avanzar en la sostenibilidad de la ciudad de Valencia. Queremos concienciar a los valencianos a consumir menos, ser más respetuosos con el entorno y que lo hagan pagando menos.

¿Cómo se va a financiar?

El proyecto está financiado por los particulares. El esquema normativo actual, tras la publicación del RD244 sobre el balance neto, permite compartir la energía producida por una pequeña instalación fotovoltaica con otros usuarios o vecinos. La clave del proyecto es precisamente incentiva la inversión particular en una instalación que además de ser respetuosa con el medio ambiente le permite ahorrar en su factura de la luz.

¿Qué tiene que hacer el ayuntamiento?

Muchas tareas pero muy claras, todas ellas apoyando en el mismo sentido

Promover políticas de incentivos a la energía fotovoltaica, ayudar a las empresas del sector a implantarse en Valencia, asegurarse de la que opción fotovoltaica se ofrece en todas las viviendas de nueva construcción, utilizar a los profesionales certificados que estamos formando para hacer de la opción fotovoltaica una realidad. El coste para las arcas municipales es el propio de instalación en los edificios municipales que se amortiza en corto plazo con el ahorro de energía.

¿De dónde sale la idea?

Una política similar se implantó en California durante el mandato de Arnold Schwarzenegger con el programa Million Solar Roofs. En 8 años se han conseguido instalar 2000 MW de potencia solar que equivale a dos centrales nucleares. Se buscaba una sociedad más responsable con una energía a la vez más barata y sobre todo con fiabilidad, algo que nosotros no tenemos siempre presente.

“Pero las medidas hacia una Valencia sostenible continúan con políticas de bajas emisiones, con la impulsión del vehículo eléctrico y a gas y las consiguientes emisiones en el transporte” afirma Antonio Miranda que acaba tajante: “ Aún queda mucho por hacer y estamos centrados en soluciones para Valencia”.