El volcán de La Palma no da tregua y estos últimos días se ha reactivado con fuerza. Además se han producido varios derrumbes del cono volcánico debido a la acumulación de piroplastos.

La superfície afectada suma ya 656 hectáreas y se han destruído1.458 edificios según el satélite de exploración europeo Copérnicus.

Los últimos días las coladas de lava se han extendido en su superfície y han afectado sobre todo a als zonas más pobladas del norte. Una vez pasado Todoque y en su camino hacia el mar la colada superó un antiguo cono volcánico por el sur, llegando al mar.

Estos últimos días, se han producido dos coladas nuevas, una más al sur que ya está próxima al mar y ha destruído muchas plantaciones de plataneras y otra al norte del cono volcánico, que se abre camino hacia el mar.

También ha llegado a afectar a un polígono industrial, engullinedo una cementera y se dirige hacia La Laguna, una zona más poblada y donde podría destruir miles de edificios.

Más desalojados y más destrucción

Las personas desalojadas han aumentado y llegan ya a acerca de las 10.000 personas, y los municipios cercanos se encuentran confinados en sus casas debido a los gases tóxicos y sus consecuencias sobre la salud.

El volcán de la Palma ya ha arrojado más material que el cercano de Teneguía que erupcionó hace 70 años.