Valencia tras los pasos de Cataluña…

La Plataforma «Solidaries contra la repressio» habia convocado hoy una concentración en la Plaza de los Pinazo de Valencia.

Sobre las 18:30 se han concentrado en la Plaza de Los Pinazo de Valencia cortando la calle Colón cerca de 800 personas de marcado carácter independentista y radical.

Entre las personas, conocidos de ACPV y de otras organizaciones de marcado carácter catalanista. Era una continuación de la convocada el otro día por ACPV en la Plaza del Ayuntamiento.

Esta vez el público más radical, unido a los colectivos autodenominados como «Antifascistas». Con lo que la concentración era más extremista que la acaecida en días anteriores.

Contraconcentración con banderas de España

Un grupo de unas 70 personas se han pertrechado con banderas de España desde la Calle Juan de Austria, y han sido cercados por la policía nacional y encapsualdos junto a la puerta de un conocido centro comercial de la zona.

Momentos de tensión

Los cerca de 800 radicales que se hallaban cortando la circulación en la Calle Colón han lanzado gritos contra la prensa «prensa española manipuladora«, contra la propia Policia Nacional de la que decían «Mejor abortar que tener un hijo policía» y contra el fascismo.

Los manifestantes afines al independentismo mostrando esteladas

Han proferido gritos a favor del grupo terrorista Terra Lliure y han mostrado su solidaridad con los políticos presos y en contra de España.

Por otra parte, los contramanifestantes ante las réplicas de los radicales independentistas han lanzado proclamas a favor de España y han acabado en una lluvia de insultos cruzada.

Unos cantaban «A llorar al Valle (de los Caídos)» así como «demasiada policia no habrá diversión» y los otros lanzaban gritos de «Puigdemont a Prisión» y de «no tenéis cojones con tanta policia«.

MetroValencia ha mantenido abierta la estación de Colón

La estación de MetroValencia de Colón que estaba en el medio de ambas protestas en ningún momento se ha cerrado al público. Así, de un lado los 800 radicales independentistas y de otro cerca de 70 personas con banderas de España.

En medio, las ruinas de la antigua puerta de las murallas y la estación del metro. Aquellos que salían se encontraban dentro del cordón policial y mostraban su asombro. Los agentes en seguida les pedían andaran rápido hacia los edificios cercanos.

La tensión ha subido varias veces porque de uno y otro lado se han ido acercando mucho. Ha tenido que acudir el Subdelegado del Gobierno y ante la gravedad de los hechos ha venido el propio delegado del Gobierno una hora después.

En un momento ambas concentraciones estaban a tan sólo 15 metros de separación, en medio la prensa y al estación de Colón.

Publicada por Valencia News en Viernes, 18 de octubre de 2019

Los comercios se han resentido

Los comercios ante posibles disturbios, han mantenido las verjas, persianas y puertas abiertas lo mínimo, para en caso de problemas cerrarlas. En algunos momentos, la seguridad del Corte Inglés ha cerrado las puertas que dan acceso a la Plaza de Los Pinazo.

A las 20h se han disuelto las concentraciones.

Sobre las 20h, las personas que portaban banderas de España se han disuelto tras las presiones policiales. es entonces cuando el delegado del Gobierno ha ordenado a que procedieran a disolver pacíficamente a los radicales de corte independentista, que portaban esteladas.

A esa persona tan sólo quedaban 200 radicales, muchos de ellos con el rostro tapado y muy jóvenes. Muchos de ellos se han negado a disolverse. es entonces cuando la policia ha establecido un perímetro y les ha llevado hacia Colón.

Cerca de 200 radicales han ocupado Colón y han marchado hacia la Plaza de toros.

Cerca de 200 jóvenes radicales han emprendido una marcha sin rumbo ocupando las calles

Cerca de 200 jóvenes radicales han iniciado una marcha por la calzada cortando las calles, causando el caos en la circulación. Especialmente al llegar a la confluencia de la Calle Ruzafa

Allí, la calle no estaba cortada y no había presencia de policía local. Durante el trayecto muchas personas desde las aceras les han increpado, y la policía nacional les ha tenido que «encapsular» para evitar incidentes.

Al llegar a la Estación del Norte se han mezclado con el tráfico rodado que els han increpado y ha habido insultos. La paciencia de la Policía ha acabado al llegar cerca de San Agustín.

Cargas policiales en la Calle Xativa

Al pasar Xativa a la altura del Luis Vives ha aparecido la Policía Local que ha exigido la apertura de la calle a la circulación. Es entonces cuando la Policía Nacional ha actuado empujando a los radicales hacia la acera.

Es entonces donde los jóvenes les plantan cara a los agentes y empiezan a lanzar patadas contra ellos, con lo que los agentes cargan contra los manifestantes. Primero en la rampa de entrada del parking de San Agustín y luego por la acera.

Caos en la Plaza de San Agustín con una batalla campal

Publicada por Valencia News en Viernes, 18 de octubre de 2019

Es inmediatamente después cuando los manifestantes corren a San Agustín, donde se concentran e intentan arrancar papeleras y señales de tráfico. es entonces cuando toda la policía nacional carga contra ellos para disolverlos.  es entonces cuando les lanzan varias vallas que allí estaban de la Fudación Deportiva Municipal, y se producen los incidentes.

Con el tráfico rodado abierto, los radicales corren en dirección a Guillem de Castro unos, a San Vicente dirección ayuntamiento otros y otros por detrás de la Iglesia de San Agustín.

Allí, en la confluencia de la Avenida del Oeste y San Vicente paran la circulación y desplazan contenedores en medio de la calzada, cargando nuevamente la Policia Nacional.

Es entonces cuando los radicales corren en todas direcciones y las furgonetas policiales les persiguen así como policías corriendo a pie tras ellos.

Allí hemos podido ver a un policía herido con un fuerte golpe.

Tres heridos y dos detenidos

Dos agentes heridos, y un manifestante que ha sido trasladado al Hospital. Además del manifestante detenido y herido se ha detenido a otra persona más. Jóvenes de en torno a 13-14 años se han mostrado en actitud desafiante con la policia.

Los manifestantes han llegado a corear «Policia terrorista, esta policia es franquista y torturadora«.

Al cierre de esta edición en el entorno del Cuartel de la Guardia Civil de Benimaclet se habían concentrado parte de esos manifestantes y habían pequeños incidentes en varios puntos de la Ciudad con grupos de los autodenominados «antifascistas».

Siguiendo la estela de Cataluña

Lo triste es que en una Ciudad de normal tranquila como Valencia, los radicales quieran extender el miedo y la tensión que se vive en las poblaciones de Cataluña porque unos pocos se sienten atacados. Son los que se sienten parte de esa entelequia que esconde fines políticos y sobre todo económicos para unos pocos, que quieren la sumisión a Cataluña con sus ansiados paises.

Radicales muy jóvenes gracias a décadas de adoctrinamiento

Años de adoctrinamiento han hecho mella, y los distintos gobiernos han permitido que la política de la catalanista y extremista Escola Valenciana, capitaneada por el sector más radical e independentista de Compromís haga política en colegios e institutos.

La culpa es de todos, unos porque han dejado la educación de sus hijos en manos de los colegios, que han de impartir conocimiento y no educación. Otros han permitido desde la Generalitat y Ayuntamientos años de adoctrinamiento, más de 20.

Ahora no nos rasguemos las vestiduras de tener a una población muy jóven radicalizada y que se denomina antifascista, aunque lo paradójico es que ellos practiquen el fascismo más absoluto.

La mayoría de la sociedade s tolerante y respetuosa, apliquemos el ejemplo y exijamos a nuestros dirigentes lo apliquen

La mayoría de la población somos gente tranquila, de paz y de concordia, pero la situación se ha radicalizado, y hemos de cortar el problema y hacer una labor de educación en la libertad, la igualdad, el respeto. No vale si no piensas como yo no tienes derecho a nada… ese ideal radical ha de eliminarse de nuestras calles, para volevr a vivir en tolerancia y respeto común.