Peor el remedio que la enfermedad

Peor el remedio que la enfermedad. Así, la Generalitat Valenciana ha instalado 11 plantas cloradoras para acabar con las bacterias E-Colli y evitar un nuevo cierre de playas este verano.

Lejos de buscar con técnicos la raíz del problemas, o raíces según parece, la solución adoptada ha sido la más fácil, instalar plantas de dispensación de cloro en las salidas de las acequias al mar.

La conselleria ha instalado cuatro dispensadores de cloro en Alboraia, tres en Meliana, otros tres en el Puig y otro en Pobla de Farnals.

Estos dispensadores aplican cloro en el agua, «la cloran» para matar bacterias fecales, entre otras. Lo que es normal en la piscina o incluso instalacioens de cemento, en un entrono natural puede resultar perjudicial para el Medio Ambiente.

Muchas dudas de la solución adoptada

Una de als plantas cloradoras instaladas desde Agosto

Así, concejales como José Carlos Grau de Massamagrell denuncia que esta situación, puede afectar a la Marjal de Massamagrell y al entorno ecológico. También han puesto muchos peros a la solución adoptada colectivos ecologistas que dudan de la solución.

Así, el propio concejal de Massamagrell afirma que la Playa de Massamagrell y su entorno al ser una playa englobada en una marjal de alto valor ecológico esta solución no le parece correcta. «No estamos para parches, no estamos para juegos, el turismo hoy es nuestra mejor industria y la solución no se consigue en la desembocadura, a vista de todos, tirando lejias y cloro al mar. La solución se consigue en origen, con una buena depuración de aguas, con un tratamiento en las acequias, mucho antes del mar.»

Anunciando él mismo que como representante del ayuntamiento de Massamagrell en esta institución trasladará al pleno la preocupación que les produce el cierre continuo de nuestras playas y que además señala degrada la imagen turistica. «Tirar cloro al mar en la desembocadura de las acequias es como matar moscas a cañonazos un despropósito que no debe continuar».

detalle de planta cloradora

Aparición de peces muertos

Desde la Consellería de Transición Ecológica ante la aparición en la zona de peces muertos descartan que la causa sea esta cloración. Según la Consellería el nivel de cloro objetivo fijado «se encuentra en el rango inferior del exigido para las piscinas».

La Consellería afirma que «para el control de los trabajos de dosificación se cuenta con personal que hace rondas por las acequias desde las 6 horas hasta las 22 horas cada día» y que ese personal no ha observado en el entorno de las aceuqias peces muertos.

Incumplimientos de la ley, falso ecologismo de nuestros políticos

La solución pasa por depurar TODAS las aguas, una obligación por ley que no se está cumpliendo en el caso de los municipios costeros, incluído Valencia con su emisario de Vera. También desde la Consellería se apunta se ha de «mejorar mucho» la red de alcantarillado de las poblaciones costeras.

Muchos municipios continúan vertiendo aguas contaminadas de una u otra manera a las acequias y éstas acaban en el mar. Han de depurarse el 100% de las aguas, algo tan lógico, pero que NO SE CUMPLE.