Luces y sombras en la liberalización de la AP-7

A falta de menos de cuatro meses para que la concesionaria Abertis de la AP-7 acabe su concesion, y sea por fin liberada hay muchas dudas al respecto. Luces y sombras en la liberalización de la AP-7.

Esta infraestructura vital que vertebra la Comunidad Valenciana de norte a sur por la costa. El 1 de Enero de 2020 esta autopista de peaje será gratuita por fin, según avanzó el Ministro de Fomento, el valenciano José Luis Ábalos.

Falta de conectividad. Obras previstas y ni  tan siquiera licitadas

Esta vía necesita de mayor conectividad con los municipios valencianos, ya que muchos municipios se hallan congestionados en sus núcleos urbanos por los que todavía pasa la carretera alternativa. También muchas variantes.

Desde Fomento se informó de múltiples obras de conectividad de municipios con esta AP-7 y además se aprovechaba para ejecutar variantes de municipios. A cuatro meses de la gratuidad, estas obras nos e han ejecutado. Así, por ejemplo, las conexiones de Vinaros y Oliva ni se han licitado.

Hasta 10 conexiones se han previsto, y ninguna de ellas han comenzado las obras. Son las diz propuestas que remitió en julio del 2018 la Consellería de Ingfraestructuras al Ministerio y que fueron admitidas.

El gerente de la cámara de contratistas de la Comunidad Valenciana afirma «sin los enlaces, liberalizaremos una autovía para que la usen gratuitamente los coches de largo recorrido y los camiones mientras que los vecinos colindantes se quedarán sin circular por carecer de adecuadas conexiones». Las obras tardarán unos años en ejecutarse y los vecinos no se verán beneficiados por esta gratuidad.

Daños colaterales.

Los municipios por los que en su término municipal discurre la AP-7, auqneu de titularidad pública, como es concesión privada abonan IBI. Así muchos municipios el año que viene dejarán de percibir este IBI. Como un ejemplo el Ayuntameinto de VilaReal recibe por este concepto de Abertis 180.000€ anuales que se dejarán de percibir.

Conservación de la vía.

En la actualidad la empresa concesionaria es la responsable de mantener en perfecto estado la vía para su uso, pero desde el 1 de enero de 2020, será el mInisterio de Fomento el que tendrá que sufragar estos gastos. Recordemos que la conservación de las vías en España es muy deficitaria. De hecho ya causan parte de los accidente el mal estado de las vías, que necesitan una fueret inyección económica para ser óptimas.

Otro de los problemas futuros puede ser la congestión de la vía en períodos vacacionales, y es una de las principales preocupaciones de los hosteleros de Alicante, que ven como la conexión con sus establecimientos será más lenta, previsiblemente. Demandan fuertes inversiones en infraestructuras pendientes y en mejorar la conectividad de los municipios. Así como planes de futuro y estudios de congestión futuros.