Los museos municipales de Valencia a medio gas acumulan múltiples problemas para poder visitarlos

Valencia tiene una amplia red de museos municipales, que forman un .amplio contenedor cultural, a los que se suman los de titularidad privada y los de la Generalitat Valenciana y el Estado.

El problema es que la mayoría de museos o espacios municipales tiene problemas para poder visitarlos. Esto es debido a la falta de personal principalmente que cuide de los mismos y vigile las instalaciones. Así, la oferta cultural se reduce y tiene múltiples problemas para poder ser visitado.

La tercera capital de España y una ciudad cuna del turismo no pude perder la oportunidad de ofrecer estas salas al público. Cada día se abren más espacios, pero se reduce el personal y los medios. Un sinsentido que se une al total abandono municipal del patrimonio, del que únicamente se restaura y conserva-como es obligación legal del ayuntameinto- por múltiples recomendaciones del Sindic d’Agravis tars denuncias ciudadanas.

 En el palacio Museo de Cervelló no puede visitarse la Planta Noble

El Palau de Cervelló, además del espacio museístico contiene el Archivo Municipal y la Biblioteca Serrano Morales. En la planta baja del edificio hay vrias exposicioens temporales. Pero por contra la sala noble, no puede ser visitada por falta de personal.

La visita de la Sala Noble del Palacio únicamente se puede hacer previa reserva y sólo los domingos en una vitia guiada por una empresa determinada, no pudiendo acceder con cualquier guía turístico. La resreva ha de ser previa dejando los datos personales y de contacto.

Sala noble del Palau de Cervelló

El que fue palacio residencia de verano de reyes y estancia de grande autoridades, no puede ser visitada su planta noble a pesar de estar abierto al público.

Un sólo conserge atiende el palacio, con lo que no puede ausentarse para tomar el cafe o incluso comer, ya que únicamente hay una sóla persona. Otra de las quejas es que los textos explicativos sólo están en castellano y valenciano. Nada de inglés u otras lenguas, con lo que los turistas ven dificultada la comprensión del espacio.

Refugio Antiaéreo y Museo Histórico Municipla del Ayuntamiento de Valencia cerrados

refugio antiaéreo del Ajuntament de Valencia

Este refugio se aperturó unos años antes de la pandemia, y actualmente se ha vuelto a cerrar por unas «reformas» que durarán al menos tres meses. Así, uno de los principales atractivos del edificio consistorial, a pesar de los pocos años desde su apertura de nuevo se cierra al público.

También se ha cerrado el Museo Histórico Municipal de la primera planta del edificio. Es donde se encuentra la Real Senyera y la que se saca cada año por las calles de Valencia. Así como planos del Pare Tosca de la Ciudad o banderas gremiales, entre otras joyas. También espera una reforma que durará meses y permanecerá cerrado.

Senyera en el Museo Histórico Municipal

El refugio antiaéreo de Serranos sólo abre los fines de semana

Este refugio tan sólo abre los fines de semana segúna sgeura la propia web manucipal, así está abierto únicamente:

  • Sábados (de 11 a 14 h. y de 17 a 19 h.
  • Domingos ( de 11 a 14 h.)

El Museo del arroz pasa completamente desapercibido. Este museo se encuentra junto al Museo de la Semana Santa Marinera. Este museod el arroz ocupa un pequeño espacio, aunque el molino está ocupado en gran parte por el Museo de la Semana santa Marinera y las oficinas de la Junta Mayor de cofradías. El espacio central es el único dedicado a este museo, que por otra parte adolece de eprsonal y algunos días se encuentra cerrado cuando el único funcionario enferma o tiene que hacer algo.

parte de la maquinaria en el Museo del Arroz

La casa museo de Concha Piquer sólo puede ser visitada algunos días

La Casa Museo de Concha Piquer donde están los famosos baules de la Piquer sólo puede ser visitada dos días por semana. Parece que la falta de personal está también detrás de este cierre varios días.

Los problemas son constantes

Los problemas de eprsonas es una persona en los museos municipales. El otro gran problema es la falta de mantenimiento. En la Almonia, años han tenido que esperar para arreglar los audiovisuales y arreglar las filtraciones. Ahora una limpieza de vez en cuando no le vendría nada mal. Muchos museos el material audivisual está estropeado y tardan meses en solventar los problemas en una clara gestión deficiente de los espacios museísticos municipales.