Isabel Bonig, ha señalado que “cada vez que Puig anuncia una medida, Pedro Sánchez le desmiente con un jarro de agua fría”.

Isabel Bonig ha lamentado que, en estas fechas navideñas, “Puig solo reciba malas noticias de Madrid”. “Cada vez que el PSPV y Puig anuncian una medida, sale el Gobierno del PSOE, su gobierno, a desmentirle y le echa un jarro de agua fría. En octubre anunció que la inversión del Estado sería acorde a la población y acto seguido salió Moncloa desmintiéndolo. Ahora Puig anuncia una comisión bilateral en enero pero sale Hacienda anunciando que no va a haber cambio de modelo de financiación”.

Bonig ha afeado a Puig su “escasa reivindicación” pese a contar con el apoyo unánime de todos los partidos políticos y de la sociedad valenciana. “Se trata de continuar con los trabajos que venía haciendo el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Pero ahora parece que ya no queremos avanzar ni trabajar. Se le va a dar a Cataluña todo y al resto de españoles nada”.

En este sentido, Bonig se ha hecho una serie de preguntas: ¿dónde está la reivindicación de Puig? ¿Dónde está la voluntad política de cambiar cuando Sánchez dijo en abril que era una cuestión de liderazgo político y voluntad? ¿Dónde está ahora Compromis? PSPV y Compromis se han desinflado. Nosotros vamos a continuar pidiendo ese cambio de modelo para lograr una mayor financiación para nuestra tierra”.

Huida de la inversión extranjera

Isabel Bonig ha señalado que la caída de la inversión extranjera en la Comunitat Valenciana un 66% contrasta con la subida un 28% en el resto de España. “Aquí se está dando un contexto de desaceleración donde la previsión de crecimiento para 2019 es inferior a la de este año. La subida de impuestos y la inseguridad jurídica no parece lo mejor”, ha indicado.

“Este Consell debería pensar en dar certeza y seguridad jurídica a las inversiones nacionales e internacionales y en bajar impuestos como ya ha anunciado Madrid y Andalucía. Sin embargo hace lo contrario: subida masiva de impuestos con 1.457 millones de euros e inseguridad jurídica. Luego que no les extrañe que la inversión extranjera caiga en la Comunitat Valenciana con casos como el de Alcoy con Alcoinnova en los tribunales, o Paterna con Intumediterráneo. Así difícilmente se puede atraer inversión extranjera”.

Entregar la educación a los separatistas

Por último, Bonig ha mostrado su preocupación respecto al proyecto de reforma de la ley educativa de Sánchez porque “retirar las funciones de control a la alta inspección supone entregar la educación a los separatistas. Es lo mismo que ha hecho Puig aquí donde tienen más fuerza y poder los asesores lingüísticos colocados por Marzà que la alta inspección de la Generalitat valenciana que son cuerpos docentes especializados”.

“Que la alta inspección no pueda controlar los desmanes es entregar la educación a los separatistas nacionalistas catalanes y por ende en otros territorios con el silencio cómplice del PSPV. Además, eliminar el criterio de demanda social en la reforma es copiar las mismas ilegalidades y atropellos que el gobierno valenciano ha cometido en la educación con los centros concertados”, ha señalado.

En este sentido, Bonig ha anunciado que el PP, “dada la gravedad del asunto, va a presentar toda clase de enmiendas para que se cumpla la ley y no se ataque la libertad. Si se le quitan funciones a la inspección quiebra la democracia”.