La Asociación de trabajadores penitenciarios Tu Abandono Me Puede Matar envía por correo una carta a cada uno de los parlamentarios del Congreso de los Diputados de España.

Carta nominal ante el Debate de Presupuestos Generales del Estado de 2021

En la carta explican sus reivindicacioens y les presentan un plan para que sin modificar el techo de gasto puedan atender las reivindicaciones del colectivo de funcionarios de prisiones. En este caso, en el Plan se hace un estudio de modificaciones prespuestarias de partidas menores de las que se pueda extraer el dinero para atender la reivindicación salarial de los funcionarios de prisiones.

Ante el próximo debate de presupuestos generales, para que se recojan als reivindicaciones que ahora mismo no están recogidas envían este estudio de modificación de partidas de gasto que no afectará al total del techo de gasto.

23.000 trabajadores penitenciarios en España

Esta Asociación constituída el 19 de enero de este mismo año intenta luchar por dignificar su profesión de funcionarios de prisiones y pide justicia salarial.

Existe una pérdida de personal, ya que en los últimos años se han perdido 3.400 empleos según denuncian desde TAMPM ( Tu Abandono Me Puede Matar). La plantilla está en una media de edad avanzada y las jubilacioens nos e cubren. Así, cada vez hay más población reclusa entre menos trabajadores penitenciarios, aumentando una peligrosidad laboral creciente.

Reivindicaciones básicas

Piden una restitución y readaptación urgente d elos puestos de trabajo. Pero también una formación continua de la que hoy carecen. Los medios no son suficientes y las instituciones penitenciarias carecen de ellos en la mayoría de los casos.

Solicitan además ser reconocidos como agentes de la autoridad para que en caso de agresión la pena nos ea una simple multa de bajo coste. esta medida apoyaría el respeto hacia los mismos.

Esta misma semana hemos sabido que además muchas prisiones carecen de psiquiatras en una población con bgrandes problemas de enfermedades mentales, que les hacen ser agresivos y peligrosos y que en gran parte no están tratados adecuadamente.

Con este hecho, lo que buscan además de visibilizar su trabajo es que los políticos les escuchen y faciliten su trabajo con un simple gesto en los prespuestos generales del estado, porque los funcionarios de prisiones también existen.