Los desencuentros entre el PSPV y Compromís, siguen y el plazo legal se va acabando.

Sigue sin haber acuerdo entre el PSPV de Sandra Gómez y Compromis para el gobiernod el Ayuntamiento de Valencia. Tras la enésima reunión siguen en las mismas posturas. Compromís, mostrando los dientes y blanqueando el desencuentro total con un «vamos avanzando» y el PSOE que ya está harto de tanta tontería después de un mes.

Sandra Gómez dió sus votos a Ribó para ser alcalde y creía en que llegarían a un acuerdo posterior. Pero la política y los egos la han bajadod e los altares a pie de calle y el desencuentro es cada vez mayor con Compromis.

No gustó nada al PSPV que Compromís hablase en público de un posible «gobierno en solitario» porque habría regalado sus votos a Compromis a cambio de absolutamente nada.

Nervios a flor de piel en el PSPV y Compromis

Por otra parte, el nerviosismo es tal en Compromis y en el PSPV que se lanzan acusaciones cruzadas. Así, dirigentes del PSPV afirmaban en algunos medios la posibilidad de que Compromis estuviera hablando con el PPCV de Maria José Catalá. Esta afirmación fue negada vía nota de prensa por el propio PP, afirmando que era una fake news fabricada desde el nerviosismo.

El grupo municipal del PP afirmaba igualmente que el pasado 21 de junio se aprobaron un incremento de las retribuciones del personal eventual. Un incrementeo del cual se está beneficiando también Ciudadanos ya que son los tres grupos que ya han nombrado a su personal eventual afirman desde el PP.

Así, el PSPV, Compomis y Ciudadanos han nombrado sus asesores y personal eventual y negociado un incremento salarial para los mismos. Mientras el PP y VOX aún no han nombrado ese personal.

Fecha tope el 15 de julio

La fecha tope es el próximo 15 de julio para que el alcalde nombre a su equipo de gobierno y empiecen a trabajar de una vez. En esa fecha sabremos si Compromis gobierna en solitario como fuerza más votada, y por tanto ignora al PSPV o gobierna con un pacto «in extremis» con ellos.

Lo que pasa hasta ahora es que la parálisis municipal es de tal calado que los problemas se acumulan. Los concejales que están en funciones están en un limbo legal, incluso hay varios que no han sacado acta de concejal y por tanto no están. Los que sí están como pere Fuset se encuentran igualmente «de campo y playa» desatendiendo muchas circunstancias.

Los problemas de la ciudad deberán esperar a Septiembre…

Hemos de sumar que la oposición ni siquiera ha podido acceder a la intranet municipal para empezar a fiscalizar la labor de gobierno, ni se han convocado ninguna comisión de gobierno. Esto hace suponer que nada más se conozca el goberno y se apuren los plazos, tomen posesión de sus carteras los concejales ys e vayan de vacaciones de agosto. Así los problemas tendrán que esperar hasta septiembre, con una parálisis total del Ayuntamiento hasta esa fecha.