Sanidad y Educación anuncian que han remitido un protocolo a los centros educativos de cara al curso 2020-21

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública y la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte han enviado a los centros educativos de enseñanzas no universitarias el protocolo de protección y prevención ante la transmisión y contagio de la COVID-19 para el curso 2020-2021. Ssiempre recordando que hay que convivir en un contexto de pandemia que va evolucionando y que es cambiante.

Un protocolo que se ha emitido a los centros del que no hemos tenido conocimiento los medios de comunicación, ya que no se nos ha hecho llegar el mismo.

El protocolo contempla las medidas de actuación determinadas por las autoridades sanitarias de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública. Que ha realizado varias reuniones con la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte para informar en todo momento de como se ha desarrollado este documento.

Vuelta al colegio en Septiembre

El objetivo central de este protocolo se ha centrado en establecer las actuaciones que hay que tomar para asegurar una vuelta a las aulas en septiembre de manera segura, saludable y sostenible. A través de la aplicación de medidas de promoción de la salud, la protección y la prevención adaptadas a las diferentes etapas educativas.

Es también una guía para facilitar la gestión adecuada de los casos con SARS-CoV-2 a través del establecimiento de protocolos de actuación y coordinación factibles.

Curso 2020-2021

Por ello, el inicio del curso 2020-2021 se ha diseñado para establecer las medidas necesarias para prevenir y controlar la pandemia. También para cumplir los objetivos educativos y de sociabilidad, que favorezcan el desarrollo óptimo de la infancia y la adolescencia. Además de paliar la brecha educativa generada, prevenir el fracaso escolar, el abandono educativo temprano y garantizar la equidad.

Este protocolo marca las pautas para ofrecer un entorno escolar seguro al alumnado y el personal de los centros educativos y sirve para arbitrar las medidas de especial protección para los colectivos más vulnerables a la COVID-19, para que se puedan desarrollar las actividades propias del sistema educativo minimizando el riesgo al máximo. Es un documento que busca ofrecer un marco común y se implementa según la realidad de cada centro educativo y su contexto local.

Medidas de limitación o control de contacto social

El protocolo contempla las medidas para la limitación o control del contacto interpersonal. Entre las cuales se encuentran las entradas y salidas en los centros educativos. Además de los desplazamientos dentro de los centros, la manera de actuar en las zonas comunes y las interacciones con personas externas a la organización de los centros.

También se detalla la manera de proceder desde el punto de vista de la seguridad sanitaria en cuanto a las actividades extraescolares. Así como el servicio de transporte escolar, el servicio de comedor escolar y el uso de mascarillas.

Medidas de prevención individual y protocolo en caso de sospecha de COVID-19

Otro de los apartados del protocolo se refiere a las medidas de prevención personal. Así como las de limpieza, desinfección y ventilación en los centros educativos.

El protocolo elaborado por la Conselleria de Sanidad contempla también las directrices para la gestión de la sospecha de casos en los centros educativos con el establecimiento en cada centro de un ‘espacio COVID-19’ específico.