Cambio en protocolo, cambios en metodología y cambios en contabilización. Múltiples cambios esta semana en el seguimiento de la pandemia

Esta semana se nos ha informado de los múltiples cambios que se han realizado y desde esta semana se realizan en muchos aspectos, que no nos permiten hacer un seguimiento real, al partir de datos nuevos o diferentes de los anteriores.

Cambio en la metodología de recogida de datos e información pública

Las ruedas de prensa cambian a una hora vespertina. Pasando las comparecencias de las 11h. de la mañana a las 19h. de la tarde. Este cambio obedece a un nuevo cambio en la metodología.

Así hasta ahora los datos ofrecidos correspondían al día anterior hasta las 20h. y se ofrecían a las 11h del día siguiente. Ahora el Estado quiere datos de las 24h. naturales. Esto es de 00 a 23:59h. de cada día. Esto motiva que la recogida de datos sea por la mañana por parte de las CC.AA. y vuelquen los datos al Ministerio de Sanidad a media mañana. Éste los recopila y posteriormente ordena y publica ya de tarde. Así la Consellería dará los datos después de publicarse por el Estado a media tarde.

Cambio también en la contabilidad de los datos recogidos

No es el único cambio que se antoja, sino más bien, poco se queda clmo estaba anteriormente. Así, si bien desde la semana pasada el Estado sólo recogía los casos de infectados detectados por PCR y de fallecidos con test PCR realizada.

Ahora la Consellería de Sanitat tan sólo va a ofrecer cifras de los casos detectados mediante test PCR. No ofrecerá desde hoy datos de test rápidos efectuados, a pesar de los 100.000 comprados recientemente por la Generalitat Valenciana y los más de 170.000 test enviados desde el Gobierno a la Comunitat Valenciana.

Discrepancia de datos entre el estado y la Generalitat Valenciana

La Consellería de Sanitat reconoce que «los datos no cuadran». De hecho según el Estado el número de fallecimientos en la Comunitat Valenciana por COVID-19 es de 0. Mientras que la Consellería arroja una cifra de 6 fallecidos. De ellos, 2 residentes en residencias de mayores.

Aquí la Generalitat Valenciana, en residencias de mayores con brotes activos de COVID contabiliza como fallecidos COVID a aquellos residentes que manifestaron síntomas y a pesar de no haberles practicado un prueba PCR se supone han fallecido por esta pandemia.

Así desde la Generalitat Valenciana se advierte de una discrepancia de datos hasta que «se reajusten las bases de datos con los mismos criterios que maneja el Gobierno«.

Tampoco cuadran los casos detectados ni siquiera con PCR ya que el Estado según Sanitat, está considerando como nuevos casos de ahce unos días.

La atención primaria clave con otro cambio de criterio y de actuación

Así, las PCR que se han realizado se han recogido las muestras en esta última semana pasada un 64% en centros de atención primaria, que pasan a ser los caballos de batalla principales. Con los médicos de familia como primera infantería.

Desde Sanitat explican que desde la semana pasada a su vez se cambió el protocolo de actuación ante posibles COVID.

Hasta el 10 de mayo, las personas con sintomatología compatible leve una vez informaban a salud pública, se les requería confinarse en su casa y emdiante llamadas telefónicas diarias se comprobaba su evolución. Si al cabo de unos días seguía la sintomatología o se agravaba directamente se le requería para una prueba PCR. pero pasaban días antes de su realización, casi una semana.

Ahora ante un posible con síntomas, directamente se le cita en su centro de salud y se le efectúan als pruebas.

«Rastreadores sanitarios»

Así, de confirmarse el COVID, desde Atención primaria se le requería una lista de contactos directos. Es un epidemiólogo de Salud Pública el que le requiere los datos y elige qué contactos pueden haberse contagiado, a los que se les hace un rastreo y seguimiento para ver su evolución y alguno puede derivarse a la realizaciónd e als pruebas.

Normalmente son entre 10-15 personas las que se «rastrean» en su flujo de influencia y contacto más directo del COVID detectado. Pero hay casos comoe sta semana que se detectan hasta 42 «posibles contactos directos». Aquí trabajan conjuntamente atención primaria y salud pública.