Más de 100 médicos se concentran ante el Palau de la Generalitat Valenciana

Es una acción coordinada que también ha tenido lugar en Madrid. Exigen la dignificaciónd e la profesión médica.

Los médicos empiezan a estalalr, como tantos otros profesionales sanitarios, ahora con una menor rpesión asistencial afloran los problemas. Solicitan que se acabe con los recortes sanitarios que se producen de manera continuada y con la precariedad laboral, que tras la crisis del COVID-19 ha aumentado considerablemente.

Han sido acciones coordinadas bajo el paraguas de la Asociación Médicos Unidos por sus Derechos. Esta asociación dicen ser el movimiento médico para poner al sistema sanitario español donde sus ciudadanos y sus profesionales merecen.

El caso de la Comunitat Valenciana

En la Comunitat Valenciana las tensiones con la Conselelría de Sanitat, lejos de disiparse se multiplican y agravan. Así, los sindicatos denuncian que en atención primaria se producirá un caos. De los  más de 1200 profesioanles que la Consellera de Sanitat dijo se iban a contratar en Atención Primaria como «rastreadores de COVID» en los 24 Departamentos de Salud, sólo se han contratado poco más de 600.

En atención primaria, la Consellería de Sanitat asegura que se mantendrán al 80% los servicios este verano. El problema es que la cantidad de horas acumuladas durante la crisis del COVID se añadena las vacaciones, con loq eu será imposible mantener esa cifra de no ser que se contrate a más profesionales.

Duras críticas a la situación actual por parte de profesionales sanitarios

La presidenta del Colegio de Médicos de Valencia, denunció en Les Corts que «un médico de atención primaria debe de reconocer al paciente, diagnosticarle y después pasar el trapo para limpiar antes del siguiente».

En el Hospital general de Valencia, hospital del Consorcio provincial, pero dirigido por la Conselelra Ana Barceló, acabados los refuerzos del personal contratado como refuerzo COVID nos e procede a su renovación.

Otras de las voces añaden que después de la licenciatura y su especialidad, los médicos han cobrado 1.121 € al mes por enfrentarse al COVID-19.