La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y el Instituto de las Mujeres del Ministerio de Igualdad coinciden en la necesidad de una educación afectivo-sexual temprana, integral y de calidad.

Así lo ha señalado el secretario autonómico de Igualdad y Diversidad, Rubén Sancho, tras la reunión que ha mantenido con la directora del Instituto de las Mujeres del Ministerio de Igualdad, Antonia Morillas.

El encuentro se enmarca dentro de la ronda de contactos que desde el Ministerio de Igualdad se están manteniendo para el proceso de participación territorial en las posibles modificaciones de la Ley Orgánica sobre salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, así como para avanzar en materia de derechos sexuales y reproductivos.

Al encuentro también han asistido la subdirectora general de Estudios y Cooperación, María Vázquez. Y la directora del Instituto Valenciano de las Mujeres de la Conselleria, María Such.

Tal y como ha explicado Rubén Sancho, durante el reunión se ha subrayado la importancia de abordar esa educación afectivo-sexual de manera temprana. Para que las niñas y niños «entiendan las relaciones afectivas sexuales desde la libertad y el respeto mutuo«.

El secretario autonómico de Igualdad y Diversidad ha destacado las medidas en ese sentido de la Estrategia Valenciana contra las Violencias Sexuales. Que da gran peso a la educación sexual «en la prevención de las violencias, la erradicación de las agresiones sexuales contra las mujeres y niñas. Y la construcción de paradigmas nuevos de una sexualidad libre basada en el deseo y el placer propio. Y no impuesto desde fuera«.