El Sindicato Médico se opone al acuerdo del Consell. Que establece los parámetros y criterios para la aplicación de la compensación económica y la gratificación por los servicios extraodinarios para el personal sanitario durante la primera oleada de la pandemia.

En la línea de lo ya expresado en días anteriores, el Sindicato Médico CESM-CV
rechaza los términos en que se encuentra planteada esta propuesta. Así lo ha
manifestado en la reunión convocada al efecto por Sanitat.

Comunicado del Sindicato Médico

Las razones que esgrime el Sindicato Médico son:

Una cantidad económica insuficiente

La cantidad asignada, de aproximadamente 43 millones de euros, resulta ridícula en comparación con el esfuerzo y el riesgo que se pretende gratificar.
Otras comunidades han previsto partidas hasta cuatro veces superiores, como por
ejemplo Cataluña.

Los 500.000 euros destinados a Salud Pública parece aún más ridícula si cabe que la anterior. Aquí se pretende además de gratificar, en contra de la filosofía en su día publicitada por la Presidencia de la Generalitat. Compensar de esta manera los excesos de jornada que se han visto obligados a realizar estos profesionales.

Compensación económica limitada a ciertos profesionales

La compensación económica para el personal estatutario se dirige a los profesionales que hayan prestado atención directa, efectiva y presencial en labores de gestión o cuidados. El problema es que se limita tanto el alcance de esta definición que quedan excluidos amplios colectivos de profesionales implicados en mayor o menor medida.

Lo que generará sin duda agravios comparativos, crispando el clima laboral en un momento en el que la pandemia se recrudece.

Desde CESM-CV consideramos que TODOS los centros sanitarios y su personal en situación de activo (o en IT por riesgo o contagio COVID) han sido víctimas reales o potenciales y han corrido riesgos graves en todo el periodo citado. ¿Ha pensado en ello la administración? ¿Desconoce que la ya probada transmisión por aerosoles ha creado un ambiente de riesgo en todos los recintos sanitarios y para todos sus trabajadores? ¿Desconoce los déficits en la tecnología de ventilación, de material de protección y otros aspectos reconocidos ya en múltiples sentencias?

Más sencillo hubiera sido adaptar o copiar los acuerdos adoptados en otras Comunidades

Hubiera resultado más sencillo adaptar (copiar) los acuerdos alcanzados con los trabajadores en otras CCAA. Como es el caso de Castilla y León, por poner un ejemplo.  O sencillamente compensar al personal sanitario con una paga extraordinaria adicional, o una cantidad uniforme en cada grupo o subgrupo. Pero se ha preferido la dinámica de la discrecionalidad, prima hermana de la arbitrariedad y puerta abierta al malestar creciente de los trabajadores y por ende en la desmotivación.

Deja fuera de toda mención a trabajadores de empresas privadas y concertadas

Tampoco se menciona, no ya una retribución directa, sino siquiera el “agradecimiento” a los trabajadores de las empresas privadas y concertadas con personal en el sistema valenciano de salud: concesiones administrativas, limpieza, seguridad, etc. Han corrido el mismo riesgo que los demás y es responsabilidad de la administración arbitrar medidas para que sean
adecuadamente compensados y reconocidos.
Ya estamos acostumbrados a decirlo, pero lo repetiremos una vez más: así no se hacen las cosas. Gestionar tarde y mal el malestar incrementándolo no es una buena práctica y resulta impropia de una administración responsable. Por ello nos posicionamos públicamente contra este modo cicatero y arbitrario de concebir el agradecimiento para la labor desarrollada por los profesionales de la Sanidad Valenciana.

¡Con nosotros NO!