El paro juvenil se dispara un 60% en Valencia en menos de un año, mientras Ribó-PSPV renuncian a 2,4 millones de ayudas de la Generalitat para contratar a jóvenes

La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha denunciado el alarmante aumento del paro juvenil en la ciudad de Valencia.

En menos de un año de enero a agosto de 2020  se ha incrementado el número de jóvenes parados, de entre 16 y 25 años, en cerca de un 60%.

En enero, en las listas del paro había 3.512 jóvenes y ahora al cierre del mes de agosto la cifra se sitúa en 5.600 desempleados, es decir un aumento del 59,4%.

Mientras el Gobierno de Ribó y PSOE han renunciado a más de 2,4 millones de euros de ayudas de la Generalitat Valenciana para la contratación de jóvenes desempleados. 

El Grupo Municipal Popular ha denunciado que mientras el paro juvenil sigue en aumento el gobierno de Ribó y PSPV han perdido 1,1 millones de euros del Programa EMCUJU destinado a contratar a jóvenes cualificados en la modalidad de prácticas, lo que supone perder el 32% de las ayudas otorgadas por este programa de la Generalitat que ascendía a 3,4 millones de euros.

Esta devolución firmada por el gobierno municipal se produce apenas una semana después que el equipo municipal también tuviera que devolver más de 1,3 millones de euros  (de los 4.116.956,48 previstos) para contratar a jóvenes menores de 30 años dirigidas a jóvenes de Grados Medios (EMPUJU).

Desde el Partido Popular mostramos nuestra preocupación por la mala gestión de este gobierno de izquierdas que está demostrando que no sabe gestionar las ayudas y convocatorias de otras administraciones. Que se pierdan 2,4 millones de euros en ayudas a empleo juvenil es un mal síntoma. La eficacia y el buen hacer es fundamental en este momento crítico que vivimos con el desempleo juvenil disparado y con malas perspectivas” ha destacado Catalá.

Los populares ya han anunciado que presentarán una moción al próximo pleno para solicitar un plan de incentivos para frenar la escalada de paro en la ciudad, especialmente entre los jóvenes y para reclamar una gestión eficaz de las ayudas y fondos destinados por la Generalitat para la creación de empleo.

“No nos podemos permitir la pérdida de un solo euro en políticas de empleo cuando el paro juvenil sigue disparándose en la ciudad de Valencia ya no sólo por el COVID 19 sino por la desastrosa gestión municipal”, aseguró la portavoz Popular.   

“Nadie puede creerse que no haya jóvenes interesados en acceder a un contrato en prácticas y con un sueldo superior 1.000 euros al mes. El problema está en la  nefasta gestión de estas ayudas con convocatorias que no tienen suficiente publicidad,  y que no contemplan bolsas de reserva para que, en caso de una renuncia, se pueda dar el contrato a otro joven”, ha explicado Catalá.