El pasado lunes, se notificó al Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana CESM CV un escrito presentado por la FISCALÍA solicitando al Juzgado de Instrucción número Uno deValencia, que se considerara al Sindicato Médico, como Acusación Popular. Por tanto, la Fiscalía solicitaba una fianza de 10.000 euros. Lo que, de una manera evidente, podría haber dificultado la personación y denuncia y por ende apartar al sindicato médico del procedimiento.

Este procedimiento es el que inció la denuncia por la falta total de medios a sanitarios en la primera oleada del COVID y que resultó que esa falta de medios llevó a que muchos de los sanitarios enfermaran de gravedad, incluso que algunos de ellos murieran.

El Juzgado impone una fianza de 50€ al Sindicato Médico

«Queremos manifestar nuestra enorme satisfacción por la decisión del juez que instruye la querella de imponer una fianza de 50 euros. Una cantidad simbólica y que no interfiere en el derecho del Sindicato Médico a personarse como denunciante. Una fianza que va a ser de inmediato depositada y que permite que la Querella presentada por el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana CESM-CV siga su curso en los tribunales«.

Es un hecho notorio que la desproporcionada fianza solicitada por la Fiscalía habría obstaculizado el ejercicio del derecho de defensa. Posiblemente vulnerando con ello los más esenciales derechos de los afiliados al Sindicato Médico, y en general de los ciudadanos inmersos en procedimientos similares.

Así, sigue adelante el procedimiento judicial abierto contra la Consellera Ana Barceló por el Sindicato Médico. Que deberá dilucidar las posibles responsabilidades por la falta de medios en la primera pandemia a los sanitarios. Ya que muchos de ellos enfermaron y algunos murieron.