Directos a unas nuevas elecciones generales.

El pasado 23 de junio empezó a cofrrer el reloj de dos meses. Desde la primera sesión de investidura según el artículo 99.5 de la Constitución Española hay dos meses para formar gobierno. Así que con toda seguridad, vamos directos a unas nuevas elecciones

«si transcurrido el plazo de dos meses desde la primera votación de investidura ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones, con el refrendo del presidente del Congreso».

Cuatro meses desde las elecciones del 20 de Abril que no han sido suficientes para formar gobierno.

Así, desde el pasado 20 de abril, transcurrieron casi dos meses hasta que Pedro Sánchez se sometió a la sesión de investidura. un tiempo que no le fue suficiente. Cuatro meses después seguimos con el gobierno «en funciones» y atascada la formación de un nuevo gobierno. este plazo vence el 23 de Septiembre.

A menos de 30 días de cumplirse ese plazo, las posturas están muy alejadas. Así, el PSOE sigue en su idea del gobierno ensolitario apoyado por Podemos, nacionalistas y otras opciones. Pero Podemos, a pesar de que con sus diputados NO SON SUFICIENTES para conseguir una mayoría, sigue exigiendo una vicepresidencia y varios ministerios en un Gobierno «de coalición».

Las posturas de los unos y de los otros están cada vez más alejadas. Así, Ciudadanos se niega incluso a hablar con Sánchez y descarta cualquier abstención, con lo que siguen habiendo más noes que sies.

Este panorama nos lleva directos a las Elecciones del 10 de noviembre. Así, la aritmética sigue sin salir, pero sí es verdad que mejoran las opciones para el PSOE. Las encuestas siguen siendo favorables al PSOE, y dan una bajada importante a Podemos y a Ciudadanos de cara a unos nuevos comicios. VOX también perdería gran parte de sus apoyos, con lo que tanto el PSOE como el PP serían los grandes beneficiados.

Demasiadas variables

El gran problema de los partidos es conseguir movilizar a su electorado, ya que la abstencións erá la gran protagonista de cara a unas futuras elecciones. Con lo que existen demasiadas posibilidades cómo para saber cuál podría ser el resultado final. Lo que está claro es que volveremos a la casilla inicial en el que tendrá quién salga que pactar y negociar.

Clave valenciana

La clave valenciana es un factor importante como para tener en cuenta. ya que el Pacto del Botanic 2 está en horas bajas y el PSPV se quiere esperar al resultado de las elecciones generales. Ya que Compromis poco le ha ayudado en Madrid al PSOE y que traerá consecuencias lo que pase en Madrid. Podemos puede castigar al PSPV y Compromis podría quedarse fuera del Congreso, con lo que la presión al PSPV sería enorme.

Otro factor a tener en cuenta es que Chimo Puig tiene un congreso del PSPV a un año vista, y fruto de ese congreso saldrá un nuevo secretario general que será el próximo candidato a la Generalitat Valenciana. Chimo no repite tras estar varias legislaturas como Secretario General, con lo que un adelanto electoral de las Elecciones Autonómicas de ponerse muy cuesta arriba el Botanic 2 podría ampliar a cuatro años más su mandato.

Demasiadas opciones, pero todas en clave interna de los distintos partidos, donde no cabe pensar en el interés general de los valencianos, sino que piensan en sus intereses de partido incluso personales.