El pleno del Ayuntamiento de Benicàssim ha aprobado por unanimidad solicitar al Estado la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil como consecuencia de las lluvias torrenciales registradas el pasado domingo.

La alcaldesa, Susana Marqués, ha comentado que “debido a las dimensiones y a los efectos que las fuertes lluvias registradas el pasado domingo causaron sobre Benicàssim, hemos aprobado por unanimidad solicitar al Ministerio de Hacienda y Función Pública y al Ministerio de Política Territorial que eleve al Consejo de Ministros la declaración de zona catastrófica”.

La primer edil, al igual que los portavoces de todos los grupos con representación municipal, ha querido poner en valor y agradecer el esfuerzo llevado a cabo “por todos los efectivos municipales, fuerzas y cuerpos de seguridad, sanitarios y brigadas de limpieza. Todos ellos han realizado, y continúan realizando, un trabajo extraordinario para recuperar la normalidad cuanto antes”.

Cuantiosos daños materiales y por suerte ningún daño personal

Recordar que debido a las lluvias registradas el pasado domingo no hubo que lamentar ningún daño personal. En cuanto a los daños materiales ocasionados, el consistorio continúa cuantificando los registrados en la vía pública y en todo el litoral.

Se han registrado daños en caminos rurales, vías públicas, en la instalación de la depuradora y en algunos edificios municipales. Por lo que hace a las playas, han sufrido graves desperfectos en los 7 kilómetros lineales y en todos los accesos directos que hay en las playas. Aproximadamente se ha perdido la totalidad de las pasarelas, cuyo 20% corresponde a las playas adaptadas. Se han visto afectadas 75 duchas y 84 lavapiés, entre otros elementos.

Entre los viales afectados destaca el carrer Fondo. En este punto se encauzan parte de las aguas procedentes del Barranco de Sigalero a través de un canal de sección rectangular. Durante el momento de mayor precipitación el canal entró en carga y debido a ello se levantó la reja de captación, además de deteriorarse el firme de la calle. La calle Sigalero, la zona de la avenida Barranquet en urbanizaciones y caminos de servicios paralelos a la autopista y el ferrocarril son otros de los viales afectados.

Durante esta semana, tanto representantes de la Diputación Provincial de Castelló como la Generalitat Valenciana han visitado las zonas más afectadas. Ambas administraciones se han comprometido a poner a disposición todos los recursos necesarios para colaborar en la recuperación de la normalidad lo antes posible.