Amenazado el reportero de Valencia News en la protesta independentista ante la policia nacional.

Amenazan al reportero de Valencia News en la manifestación independentista de Valencia ante la policia nacional.

Publicada por Valencia News en Viernes, 8 de noviembre de 2019

Esta es la libertad de los «antifascistas» que claman por la democracia y SU libertad. La libertad y la democracia para Arran, ERC, Antifascistas, la CUP,  y otros colectivos radicales catalanistas es «o piensas como yo o no tienes derecho a existir».

Los colectivos autodenominados antifascistas capitaneados por personajes con banderas de «antifascistas» pero con estética muy similar a la extremísima derecha. Practicando un fascismo del que dicen denunciar.

Tratandod e informar y cubrir como prensa estas noticias, resulta que si no eres medio afín a ellos, eres un fascista, y se comportan como energúmenos donde los autodenominados fascistas vierten comentarios racistas, homófobos y de toda índole que tratan de humillar y menospreciar a los que no piensan exactamente como ellos.

Un fascismo que se autodenomina antifascista.

Estos colectivos cada vez se parecen en las formas y en la estética justo a los colectivos fascistas contra los que supuestamente luchan. Pero los radicalismos y los extremismos de extrema derecha y extrema izquierda cada vez se parecen más en las formas, incluso en la indumentaria, practicando ambos el fascismo de «o piensas como yo o no tienes derecho a existir».

Una vez más, la «prensa española manipuladora» pasa de las palabras a las amenazas directas. Por segunda vez ante los agentes de la policía nacional, que ni siquiera proceden a identificar a los amenazantes, dejando a su merced a los informadores que no podemos realizar nuestro trabajo.

Amenazas sin consecuencias

Estos cachorros gozan de impunidad total, gracias a la Delegación del Gobierno, que permite sus desmanes otra vez más, con total impunidad. Consiente y preguntados por el medio, fuentes de la propia Delegación aseguran que «en principio se ha actuado apartando al medio de comunicación para no causar un problema mayor de seguridad».

Parece que a los que acatamos la ley, estamos desprotegidos, y por miedo a los radicales y sus acciones se prefiere dejar con total impunidad amenazas, insultos y desmanes para «evitar altercados con los violentos». ¿Este mensaje podemos interpretarlo como que Delegación del Gobierno puede estar dando cobertura a los violentos por miedo a sus acciones?.

Impunidad total una y otra vez. ¿Hasta cuando?

La persona amenazante es la misma que el pasado 9 de octubre llevaba la «seguridad» de la manifestación de los Antifascistas y la unión sindical obrera. También es la misma que junto a la chica que aparece a su lado llevaba el control del grupo de la concentración ilegal en el Ayuntamiento que profirió gritos contra la Policía tales como «asesinos y torturadores». Los mismos que ocuparon la calzada en formación militar hacia Benimaclet. Son las mismas personas, que actúan una y otra vez con total impunidad.

También estuvieron presentes personas que amenazan a otros medios. «El mejor blavero es el que está muerto» afirman. Con lo que el odio es latente y su mensaje de llamada a la violencia, se permite una y otra vez sin consecuencias.

La Delegación del Gobierno permite la impunidad

La Delegación del Gobierno sigue sin actuar contra la violencia verbal, contra las amenazas y permitiendo la impunidad total. ¿Por qué no actúa Juan Carlos Fulgencio del PSPV?. ¿Tienen algo que ocultar?.

Ayer para estos cerca de 200 personas, el dispositivo policial, era exiguo, dos vehículos y cerca de 12 agentes. ¿Y si hubieran habido altercados? ¿O todo vale para estos cachorros para que no la líen?. Esta doble vara de medir parece impuesta por la Delegación del Gobierno no se entiende si es por miedo o por otra causa. Pero la permisividad roza ya extremos preocupantes.

Agradecimientos por las muestras de apoyo recibidas

Las amenazas están registradas en vídeos en directo hechos por el redactor Vicente M. que desde ayer han obtenido algunas muestras de solidaridad. En las mismas redes sociales, personas como Juan Carlos Galindo, o el partido político Avant han mostrado su apoyo a nuestro redactor y al medio que simplemente estaba «haciendo su trabajo de informar».

Parece que a la hora de informar «sólo tienen derecho a informar y a hacer su trabajo los colectivos afines ideológicamente. Al resto, mejor vejarlos e impedir hacer su trabajo. Parece que «esta es la democracia que pretenden los violentos separatistas catalanistas que apoyan económicamente incluso las instituciones valencianas para luego sembrar odio entre los valencianos».